La Minuta

“No queremos que nos inunden”, claman niños de Jalisco ante megaproyecto

“Buenas tardes, mi nombre es Jimena, vengo representando a los niños de Temaca, para decirles que nos ayuden con la presa del Zapotillo; no queremos que nos inunden porque allá hay mucha seguridad. ¿A ustedes les gustaría que les inundaran su pueblo? A nosotros tampoco”. Este es parte del relato de uno de los 30 estudiantes de la Escuela Primaria Benito Juárez en Temacapulín, Jalisco, que participan en el proceso de acompañamiento psicosocial, que desde su nacimiento han vivido con la amenaza de la inundación de su comunidad, por lo que han “mamado” la lucha contra el proyecto Presa El Zapotillo–Acueducto Zapotillo León. Megaproyecto conocido por las constantes violaciones a los derechos humanos de la población y la falta de transparencia del destino de 40 mil millones de pesos, invertidos hasta el día de hoy. Para Elvia Susana Delgado, doctora en Ciencias Sociales con la tesis: “Trauma Psicosocial y Resistencia en Comunidades Amenazadas de Despojo por la Construcción de las Represas El Zapotillo y Las Cruces: Vivir Bajo Amenaza”, uno de los sectores más vulnerables ante esta problemática son los niños y niñas de Temacapulín. El 44 % de los infantes han presentado niveles de ansiedad por arriba de la media con respecto a su edad con manifestaciones físicas, problemas emocionales, estados de alerta y preocupación internalizada con respecto a su ámbito social. Esto ha generado, trastornos del sueño, pesadillas, irritabilidad, inapetencia y otros síntomas psicosomáticos, lo que ha generado que los pequeños crezcan con incredulidad y desconfianza a las autoridades.

Leer: Niñas y niños, los más afectados por la imposición de la presa El Zapotillo. Contexto: EDUCA se solidariza con la lucha de Temacapulín y el MAPDER.