La Minuta

Mixtecos desplazados denuncian muerte de niña de 3 años por desnutrición

El Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas denunció que una niña desplazada por la violencia generada en San Esteban Atatlahuca falleció el 27 de marzo del 2022 en el Hospital Rural IMSS- Bienestar de Tlaxiaco, ya que traía problemas de diarrea y presentaba un alto grado de desnutrición.

Benita Hernández Bautista, de escasos tres años de edad, fue desplazada violentamente conjuntamente con su familia el día 22 de octubre del 2021, ya que autoridades de San Esteban Atatlahuca quemaron sus casas, por lo cual diversas familias de Guerrero Grande y Ndoyonoyuji huyeron de su comunidad.

Cabe recordar que el 22 de octubre del 2021, autoridades de San Esteban Atatlahuca quemaron más de 100 casas Ndoyonoyuji y Guerrero Grande, lo que provocó un desplazamiento forzado de más de 300 familias mixtecas, informa Página 3.

A cinco meses del ataque armado, que dejo varios asesinados y cinco desaparecidos, entre ellos la ambientalista Irma Galindo Barrios, algunas familias de Guerrero Grande, Ndoyonoyuji y Mier y Terán han regresado a su comunidad, unos viven en la iglesia de dicha localidad y en casa de sus familiares, en Tlaxiaco o la Ciudad de México. Unas 15 familias siguen como desplazados internos en las instalaciones del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) en Tlaxiaco.

“El último apoyo que recibimos fue el año pasado, en diciembre fue la última vez que vinieron a dejarnos un poco de apoyo en especie. Pero a la fecha, nadie se ha asomado”, dijo a EL UNIVERSAL, Valeriano Riaño, representante de los desplazados refugiados en el albergue del INPI.

Leer toda la nota de Juana García: Desplazados en la Mixteca de Oaxaca denuncian muerte de niña de 3 años con desnutrición; claman alimentos. Más información: Niña desplazada por violencia de autoridades de Atatlahuca fallece por pobreza y desnutrición. Foto: Zona Roja Oaxaca. Contexto: Desplazados de Atatlahuca, sin comida ni garantías para su regreso y Oaxaca entre los estados con más desplazamiento forzado interno