La Minuta

Las comunidades zapatistas escuchan a la Europa insumisa (Video)

En uno de los días más calurosos del verano 2021 en España, el 13 de agosto, 500 años después de la caída de Tenochtitlan, se cumplió con un hito que se había propuesto el zapatismo en su Travesía por la vida. Más de 1.500 personas recorrieron los casi dos kilómetros que hay entre Puerta del Sol y Plaza Colón en Madrid, en una manifestación festiva con pancartas alusivas a la diversidad y la lucha por la vida. Ya en Colón, ese espacio hasta ahora casi exclusivo de mítines de la derecha española, fue resignificado por la presencia del Escuadrón marítimo zapatista 421. A través de las voces de Bernal, Felipe, Lupita, Carolina, Ximena, Yuli y Marijose se pudo escuchar el mensaje que las comunidades zapatistas prepararon para esta simbólica fecha. Dedicaron palabra y pensamiento a los diversos temas que nos atraviesan como civilización: el colapso ambiental, los nacionalismos, el despojo a los pueblos indígenas por megaproyectos extractivos, pero sobre todo su apuesta por la vida y su dignidad como pueblos originarios ante el olvido de los malos gobiernos. ”Después de tantos años hemos aprendido que en cada disidencia, en cada rebeldía, en cada resistencia hay un grito por la vida. Y para nosotros los zapatistas, de eso trata todo, de la vida” leía Marijose para después apuntar “ Y cuando un día alguien les pregunte a qué vinieron los zapatistas juntos podemos responder, sin pena para ustedes y sin vergüenza para nosotras, vinieron a aprender. 500 años después las comunidades zapatistas vinieron a escucharnos”, finalizaba la zapatista Marijose.

Reportaje de Susana Albarrán Méndez: “En cada disidencia, en cada rebeldía, en cada resistencia hay un grito por la vida”. Comunicado y video: Apenas 500 años después. Los de abajo: Quinientos años después nada ha cambiado. Foto: desinformémonos. Contexto: Tras la caída de Tenochtitlan, 500 años de batallas y Pueblos de Oaxaca y Veracruz exigen un alto a los megaproyectos en sus territorios