La Minuta

Elotes, del patio a la mesa: la cosecha de Ta Héctor

Una mañana de junio, en el patio de su casa que se ubica frente a la calle, Héctor Cartas Salinas de 75 años de edad miró que una espiga de maíz crecía, lo que le inspiró a cultivar este grano y hacer de este espacio de tierra una milpa que cosechó en este mes de septiembre después de noventa días de intenso cuidado. No es común que en las jardineras de una casa donde la mayor parte de las personas siembran flores o árboles frondosos se cultive maíz y menos que una cosecha frondosa y verde como la de “Ta Héctor” ilumine la calle, cuenta Diana Manzo en Istmo Press. “Sembré, coseché y cultivé elotes” contó al señalar que la cosecha lo compartió con sus hijas, nietos y vecinos, que admirados comprobaron con tamales y atole su logro. En México, la investigadora Rosaura Citlalli López Binnqüist, coordinadora del Centro de Estudios Tropicales (Citro) de la Universidad Veracruzana (UV), externó que el proceso de cultivo y producción de maíz está en riesgo, porque se han aplicado políticas públicas que fomentan una producción a gran escala de algunos productos, dejando de lado “los policultivos, sistemas forestales, agroforestales, múltiples y tradicionales como la milpa”. El maíz es una es la planta que “además de darnos memoria histórica, del origen de lo que somos como mexicanos, también está ligada a los territorios en cuanto a la riqueza biocultural”, recalcó la investigadora y lamentó que “ahora se importe el grano, cuando todavía se puede sembrar”.

Leer toda la nota: Héctor Cartas, el campesino zapoteca que cosechó maíz en el patio de su casa. Contexto: Día Estatal en Defensa del Maíz Nativo 2021