La Minuta

¿Y si los animales fuéramos nosotros? La crisis climática desde una perspectiva diferente (Video)

By 17 enero, 2020 No Comments Etiquetas: ,

“El punto de inflexión” (The Turning Point) es el nombre del nuevo cortometraje del ilustrador y animador londinense Steve Cutts. El video explora la destrucción del medio ambiente, la crisis climática y la extinción de especies que vivimos desde una mirada distinta: Cutts coloca a los animales en el rol de los humanos, mientras que la humanidad ocupa el rol al que nuestra sociedad ha relegado a la naturaleza y los animales. Los humanos viven sometidos al arbitrio y la destrucción del planeta causada por animales “civilizados”, en el video son ellos quienes son las víctimas de la contaminación y la destrucción de ecosistemas generados por el estilo de vida de los animales. El cambio de roles hace visible de manera muy fuerte la irresponsabilidad, crueldad e irracionalidad de la especie dominante y las formas en que destruye su propio planeta, hogar, futuro y si no hay cambios, a sí mismo. El video surge en un contexto en que ni los incendios devastadores de los últimos meses en Australia, fenómenos del calentamiento global, pueden detener el gobierno australiano de construir una de las mayores minas de carbón del mundo. La multinacional alemana Siemens, responsable de suministrar la tecnología para la señalización ferroviaria de la mina, no hizo caso a la campaña de presión que Fridays For Future y otros movimientos ambientalistas. Con las palabras “aunque siento mucha empatía hacia los asuntos ambientales, tengo que equilibrar los diferentes intereses de las diferentes partes”, el director de Siemens confirmó la decisión.

Ver el video : The Turning Point (3 min.). Más información: “Punto de inflexión” Una alegoría de la crueldad“, Siemens mantiene su acuerdo con la mayor mina de carbón del mundo, Candente presión contra el cambio climático en Australia. Contexto: Australianos exigen renuncia del gobierno por inacción ante crisis climática (Video) e Infierno en Australia: No es fuego, es capitalismo.