Principal

X Encuentro de Defensoras y Defensores Comunitarios: Una esperanza desde la ancestralidad y cotidianidad de los pueblos

Los días 23, 24 y 25 de noviembre de este año se llevó a cabo el X Encuentro de Defensoras y Defensores Comunitarios en las instalaciones del Instituto Superior Intercultural Ayuuk (ISIA) en la comunidad de Jaltepec de Candayoc, San Juan Cotzocón, Oaxaca. La actividad fue convocada por la Red de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca (REDECOM), Servicios para una Educación Alternativa, EDUCA, A.C y el Instituto Superior Intercultural Ayuuk (ISIA).

Este décimo encuentro tuvo como objetivo principal generar el diálogo e intercambio sobre alternativas y saberes comunitarios que practican las organizaciones, comunidades y pueblos indígenas y campesinos en su vida cotidiana.

Con lo anterior, se buscó reflexionar sobre posibles soluciones desde la esperanza y la construcción comunitaria frente a las problemáticas desatadas a partir de las constantes amenazas a sus territorios por parte de empresas transnacionales y proyectos extractivos, mismas que generan graves violaciones a los derechos humanos de los pueblos y comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas.

La jornada de tres días inició con una ceremonia en la que integrantes de las diversas regiones pusieron sus intenciones al centro de un altar construido con flores, semillas, hierbas medicinales, agua, entre otros productos. Durante el acto fueron traídos a la memoria las y los defensores privados de la libertad o de la vida por defender su territorio, principalmente los recientes casos de los asesinatos de los defensores de Paso de la Reyna.

Así mismo, mientras encendían veladoras que representaban los puntos cardinales, las y los asistentes pidieron para que el encuentro generara esperanza, sanación e intercambio de conocimientos y saberes entre las personas de los diferentes pueblos y comunidades asistentes.

Dentro de las actividades proyectadas para este décimo Encuentro se encontró el “Panel sobre alternativas y saberes comunitarios” en el que participó la alumna del séptimo semestre de la Licenciatura en Administración y Desarrollo Comunitario del ISIA, Monserrath Orozco Santiago, quien habló de alternativas a la economía convencional desde la práctica del “Eco tianguis solidario”, mismo que nació en el Instituto a partir del intercambio cotidiano de productos que el alumnado lleva desde sus regiones. Además, recalcó la importancia social, histórica y de defensa que representan los mercados en las comunidades.

Por su parte Reyna Castellanos García, integrante de la organización Ecosta Yutu Cuii, compartió acerca de la investigación del “fríjol Mucuna”, producto endémico de la región que décadas atrás dejó de cultivarse debido a la entrada de otros productos, pero que contiene diversas propiedades curativas y nutricionales.

Asimismo, Felipe Neri Vargas Martínez, defensor comunitario y sanador de su comunidad, compartió acerca de su actividad de elaboración de productos naturales a base de herbolaria y medicina tradicional. El defensor destacó la importancia del derecho a la salud y cómo también las prácticas tradicionales de sanación son parte importante de la defensa del territorio.

Para cerrar el primer panel, Ángela Castro Velásquez, integrante de la Unión de Comunidades Indígenas del Municipio de Guichicovi, quien trabaja con la sanación del cuerpo y del espíritu a través de los masajes, destacó la importancia de saber escuchar el dolor del espíritu “porque muchas veces sufre más que el cuerpo y no sabemos escucharlo”. También compartió algunas recetas para sanar con base en plantas medicinales locales y la meditación.

Dentro de los espacios de trabajo para el Encuentro, los asistentes compartieron acerca de las “Estrategias para la defensa de nuestros derechos y territorio”, concluyendo en que las prácticas comunitarias han sido, históricamente, una forma de defensa de los pueblos ante las amenazas colonizadoras, extractivistas y de despojo. Las Asambleas comunitarias y el constante fortalecimiento de las mismas, el Tequio, la lengua, los textiles, la medicina tradicional, el autoconsumo, el trueque, entre muchas otras prácticas que se realizan desde la colectividad, son algunas formas que las y los asistentes destacaron como estrategias para defender el territorio.

El panel “La espiritualidad, la música y los textiles son defensa del territorio” contó con las participaciones de la alumna del 5º semestre de la Licenciatura en Comunicación para el Desarrollo Social, Amalia Toribio Castro; del alumno originario de Santa Ana Yareni, Gabriel Ruíz Ramírez; de las exalumnas Carmela Pérez Martínez y Lucero Ortigoza Vargas; y la defensora originaria de San Mateo del Mar, Lesvia Esesarte Baloes, quienes abordaron la defensa desde una perspectiva lúdica, de rescate y revitalización de diversas prácticas artísticas comunitarias.

Las participaciones de Amalia y Gabriel, jóvenes mixe (San Juan Cotzocón) y zapoteco (Santa Ana Yareni) respectivamente, fueron en torno a la defensa de la vida desde el telar de cintura de sus pueblos. Amalia, artesana desde los seis años, destaca que en la elaboración de las prendas se resalta la historia de su pueblo, la naturaleza, la cosmovisión y la identidad de quienes la antecedieron ya que todo esto atraviesa la práctica del telar de cintura. Por su parte Gabriel, compartió su experiencia como aprendiz de artesano e investigador de una práctica que se ha ido perdiendo en su comunidad y que, hasta antes de su interés, ningún hombre tejía en telar de cintura.

Por otro lado, las egresadas del ISIA, Carmela Pérez Martínez y Lucero Ortigoza Vargas, compartieron la formación de un centro cultural en Jaltepec de Candayoc en el que dio inicio la banda infantil y juvenil de la comunidad, expresión artística de suma importancia para el pueblo mixe.

Para cerrar el panel, Lesvia Esesarte Baloes comentó su sentir desde la experiencia de defensa del territorio desde la espiritualidad. Resaltó la importancia de tener presente el espíritu de quienes nos antecedieron ya que es símbolo de sabiduría. Asimismo, compartió un ejercicio para que desde cualquier lugar se pueda sanar “frente al mar”.

Finalmente, en la tarde noche del segundo día de trabajo, se realizó un programa sociocultural, donde las y los asistentes manifestaron con música, danza, poesía, textiles, etcétera expresiones de resistencia de sus derechos y sus territorios.

En el último día de la jornada se llevó a cabo un ritual en “La Ceiba” del ISIA, un lugar sagrado donde se ofrece tributo a la madre tierra y a los elementos naturales para llevar a buen inicio o a buen fin cualquier actividad colectiva. En esta ocasión fueron dos guías quienes llevaron a las y los asistentes durante una ceremonia de agradecimiento en la que se tuvieron presentes las actividades del X Encuentro de Defensoras y Defensores Comunitarios, así como el cierre de las actividades por el 16 aniversario del ISIA.

Cabe señalar que el ISIA, sede del encuentro, desde su formación en 2006 se creó con la finalidad de hacer accesible la educación superior de calidad y formación humanista con un enfoque intercultural a personas de comunidades indígenas. La actual oferta académica del instituto son las licenciaturas en “Educación Intercultural”, “Comunicación para el Desarrollo Social” y “Administración y Desarrollo Sustentable”.

Para cerrar el encuentro se impartió el taller “Espiritualidad y Autocuidado, sanar desde el corazón”, impartido por Susana Montes Cruz, quien es defensora de Derechos Humanos de raíces zapotecas, que ha trabajado por la defensa de la vida en Oaxaca y Chiapas en distintas organizaciones de la sociedad civil. Susana compartió distintos ejercicios para la sanación y cuidado del cuerpo y del espíritu de las y los defensores. La defensora destacó la importancia de la unión y unidad de nuestro cuerpo con los elementos naturales.

El Encuentro contó con la participación de defensoras y defensores de las regiones del Istmo, Costa, Valles Centrales y Sierra Norte, así como el intercambio generacional de personas con una amplia trayectoria en la defensa de la vida y la participación activa de las juventudes.

De estas reflexiones surgió el siguiente poema que fue leído por las jóvenes defensoras Jazmín y Guadalupe durante el evento, mismo que recopila parte del proceso del Encuentro, así como los conocimientos que las y los asistentes han construido colectivamente en procesos como la Escuela de Defensoras y Defensores Comunitarios, el Encuentro de Defensoras y Defensores Comunitarios y el ISIA.

“Somos territorio”

El territorio empieza desde nuestro cuerpo, donde nuestro espíritu que despierta

y se reencuentra con nuestro otro yo.

Con nuestra animalidad.

Desde nuestro núcleo más cercano, la familia.

Desde nuestra forma de hacer comunidad, en la asamblea, el tequio, la Guelaguetza, la fiesta del río y la mayordomía.

Desde las memorias que evocan los abuelos.

Desde la sanación del cuerpo y el espíritu.

A través de nuestras plantas, palabras, apapachos, comidas y bebidas.

Desde los rituales para agradecer, pedir y ofrendar a la madre tierra y nuestros dioses.

Desde nuestros mercados, tianguis y días de plazas.

Desde los artesanos que tejen con el alma y plasman en sus obras sus cosmovisiones.

Desde las personas que con orgullo portan su huipil y el calzón de manta, porque la vestimenta refleja la historia de las personas y la resistencia de los pueblos.

Desde los que atesoran la cultura a través de la música, donde la música es la expresión del espíritu y la historia.

Desde los que danzan con la alegría de su corazón, los sones, jarabes y chilenas.

Desde el mar, el río y la montaña.

Desde las maneras de reencontrarte con el espíritu.

Desde el tú y yo que resistimos.

¡Desde Comitancillo hasta Paso de la Reyna!

¡Desde Cotzocón hasta Santiago Lalopa!

¡Desde San Mateo del Mar hasta Santa Ana Yareni!

¡Desde Jaltepec de Candayoc hasta Valles Centrales!

¡Desde Mogoñé hasta san Juan Cacahuatepec!

Y los muchos otros que nos encontramos dispersos.

Oaxaca, México, 30 de noviembre de 2022.

Red de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca (REDECOM).

Servicios para una Educación Alternativa, EDUCA, A.C.

Instituto Superior Intercultural Ayuuk (ISIA).