Skip to main content
ArchivoPrincipal

FRENTE A LA VIOLENCIA Y CRIMINALIZACIÓN EN CONTRA DE NUESTRA MADRE TIERRA, LOS PUEBLOS INDÍGENAS DE COLOMBIA Y MÉXICO REIVINDICAMOS LA UNIDAD EN SU DEFENSA

INTERCAMBIO DE EXPERIENCIAS

Los pueblos indígenas de Colombia y México, reunidos en Monte del Toro, Oaxaca, el día 05 de julio de 2024, en el marco del Día Estatal de Rebeldía contra la Minería, nos encontramos para compartir nuestra palabra, nuestras experiencias de lucha y construcción de autonomía. En este intercambio nos reconocimos, compartimos y nos hermanamos para expresar lo siguiente:

  1. Todo territorio es sagrado, y si es violentado hay que actuar en su defensa. Existe un intento permanente de los gobiernos y las empresas para despojarnos y violentar nuestros derechos. Reconocemos el trabajo realizado por los pueblos indígenas de Colombia y México su lucha por la autonomía, por el territorio y la vida.

  2. No basta con defender el territorio, también necesitamos recuperar nuestra historia y memoria. Es necesaria la educación propia, desde, con y para nuestros pueblos, en el que se sumen las nuevas generaciones, porque nuestro trabajo recupera los aprendizajes e incorpora a las generaciones del mañana.

  3. Las asambleas como ejercicio político colectivo y expresión de nuestra autonomía. Nos comprometemos a seguir fortaleciendo nuestras asambleas comunitarias, quienes son las instancias máximas para la toma de decisiones, legado histórico de nuestras abuelas y abuelos quienes se organizaron a través de éstas para la recuperación de nuestras tierras.

  4. La educación propia como principio fundamental de nuestra lucha. Reafirmamos la educación propia como estrategia de protección y defensa para la salvaguarda de los saberes y conocimientos ancestrales, las lenguas originarias, la espiritualidad, nuestras vidas, nuestra dignidad como pueblos originarios y los territorios que habitamos.

  5. No somos movimientos neutrales, partimos de un proyecto político propio, en el que la tierra, el territorio, la cultura y la autonomía, constituyen nuestros pilares fundamentales. Frente al modelo económico capitalista, privatizador, individualista y neoliberal, los pueblos indígenas de México y Colombia planteamos la unidad.

  6. La militarización y criminalización son tácticas de los gobiernos y empresas para el control territorial. Denunciamos que ésta estrategia profundiza las violencias contra nuestros pueblos y comunidades, además genera las condiciones para el despojo y desplazamiento a favor de intereses particulares, políticos y económicos.

  7. Tenemos el compromiso de seguir manteniendo la voz, ser eco de nuestras resistencias y fortalecerlas, ante el desafío de la institucionalización y cooptación de nuestros movimientos por los respectivos gobiernos de nuestros países, nos afirmamos como un contrapoder y refirmamos nuestras exigencias históricas: tierra, territorio, agua, autonomía y unidad, por lo que reivindicamos la movilización como estrategia de lucha frente a los intereses extractivistas de empresas y gobiernos.

  8. Los pueblos Nasa y Misak de Colombia y el pueblo Zapoteco de México nos hermanamos. Somos familia que quiere ser libre en su territorio, nos han querido exterminar sistemáticamente, pero aquí estamos, aquí seguimos y a partir de este hermanamiento nos fortalecemos. Reconocemos la lucha de mujeres en las comunidades, su defensa fortalece los procesos históricos y la defensa del territorio.

  9. Denunciamos la violación de los derechos de la madre tierra y la persecución y muerte de nuestras hermanas y hermanos defensores de nuestros territorios. Nosotros como pueblos ancestrales y originarios hermanos somos la voz de nuestra madre tierra y no permitimos que se siga violentando y usurpando por parte de las multinacionales extractivistas. Nos comprometemos a visibilizar los procesos de resistencia y lucha para la protección y defensa de nuestros territorios y de sus defensores.

  10. Hoy al conmemorar el Día Estatal de Rebeldía contra la Minería declaramos a nuestros hermanos y hermanas de los pueblos misak, nasa y zapoteco y de los demás pueblos del mundo que hacemos propias sus exigencias.

¡Aquí decimos sí a la Vida, No a la Minería!

¡No somos dueños de la tierra, somos parte de ella!

Frente No a la Minería por un Futuro de Todas y Todos: Autoridades agrarias y municipales de Monte del Toro, San Dionisio Ocotepec, San Matías Chilazoa, San Nicolás Yaxe, El Vergel, Los Ocotes, El Llano Sitio Santiago, San Martín de los Cansecos; Servicios para una Educación Alternativa, A.C. EDUCA; Colectivo Espiga de Maíz; Centro Universitario Comunal de Valles Centrales de la UACO; Universidad Autónoma Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca Çxhab Wala Kiwe – ACIN, Universidad Autónoma Indígena Intercultural UAIIN, Programa de Educación Bilingüe Intercultural – PEBI, Consejo Regional Indígena del Cauca – CRIC.

Loading