La Minuta

Toman Fiscalía de Guerrero en exigencia de justicia para Ranferi Hernández y Rocío Mesino

Campesinos y organizaciones sociales tomaron hoy la Fiscalía General del Estado de Guerrero y exigen reunirse con el fiscal para urgir avances en las investigaciones del caso del multihomicidio Ranferi Hernández Acevedo y su familia y de Rocío Mesino Mesino, esto en otro aniversario del asesinato del líder social Ranferi Hernández y de la vocera de la OCSS, Rocío Mesino. Los familiares de Ranferi recordaron que el 14 de octubre de hace tres años fueron encontrados calcinados en el interior de una camioneta los cuerpos de Hernández Acevedo, el de su esposa Lucía Hernández Dircio; el de su suegra, Juana Dircio Barrios, y el de su ahijado Antonio Pineda Patricio. Diana Hernández Dircio, hija de Ranferi, lamentó que la Fiscalía General del Estado (FGE) no dé resultados en las investigaciones del caso, “no hay un solo detenido, ni una sola orden de aprehensión. Hace tres años, cuando fueron asesinados nuestros familiares y compañeros, el gobernador Héctor Astudillo Flores y la Fiscalía del estado se pronunciaron ante el caso, obligados por la conmoción social que inundó las páginas de los medios por la crueldad del crimen. Recordando que hasta ofrecieron, entonces, una recompensa económica a quien diera información sobre lo sucedido, pero hasta el momento el caso ha quedado en el olvido, fuera de todo discurso oficial”. Cabe señalar que, en este año, se realizarán diversas movilizaciones para conmemorar los tres años del asesinato de Hernández Acevedo; además de que el próximo 19 de octubre se cumplen 7 años del asesinato de la luchadora social Rocío Mesino Mesino.

Familiares reclaman justicia por asesinato de Ranferi Hernández y acompañantes, Debido a la pandemia, forenses argentinos no han concluido peritaje de Ranferi y su familia y El asesinato de Ranferi fue político, por su lucha social, dicen en homenaje. Contexto: Entregan restos del luchador social Ranferi Hernández, asesinado en 2017, a su familia. Foto: Tlachinollan.