La Minuta

Se cumplen 100 días de la invasión rusa de Ucrania, y la paz está cada vez más lejos

Hoy se cumplen 100 días desde que el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó a sus tropas invadir Ucrania: 100 días marcados por la destrucción, el éxodo, las muertes y el sufrimiento de la población civil. La ofensiva continúa sin final a la vista, ahora concentrada en el este del país y, según Kiev, cerca del 20% del territorio ucraniano está bajo el control de las fuerzas rusas, es decir, 125.000 kilómetros cuadrados.

La resistencia ucraniana ha impedido hasta ahora la ocupación del país. La guerra de agresión rusa se concentra actualmente en el este y el sur de Ucrania. El régimen ruso cuenta con el terror y la devastación masivos planificados.

En un webinario difundido por la revista Viento Sur expertos y activistas socialistas de Ucrania y Rusia debaten las siguientes preguntas: “¿Cómo se puede explicar esta guerra del régimen ruso? ¿Cómo cambia la guerra las sociedades y las personas en Rusia y Ucrania? ¿Cómo podría ser un orden de posguerra?”,

Tres meses después de su inicio, “comprendemos mejor el cúmulo de irresponsabilidades multilaterales que han desembocado en esta guerra”, afirma por su parte Rafael Poch, ex corresponsal del periódico español La Vanguardia en Moscú, Pekín y Berlín, en su reflexión “Lo que nos van explicando sobre la guerra”:

“Cuando el 24 de febrero Rusia invadió Ucrania, desconocíamos muchos detalles de esa criminal y desgraciada aventura. Hoy, cuando los peligros de una escalada militar entre Occidente y Rusia se incrementan con las semanas hasta producir vértigo en un diario belicista de Nueva York, sabemos con certeza que, aunque Ucrania no estaba en la OTAN, la OTAN estaba en Ucrania”.

Ver el debate: El régimen de Putin, la oposición y la resistencia ucraniana (69 min.). Artículo de opinión: Lo que nos van explicando sobre la guerra, de Rafael Poch. 100 días de guerra en Ucrania en 10 datos. Cartón: por baldo. Contexto: Con la guerra prolongada en Ucrania y la amenaza nuclear se intensifica la propaganda: Chomsky