La Minuta

¡Nunca más un mundo sin NosotrAs!

Hace ya más de setenta años, las hermanas Mirabal Reyes fueron asesinadas a golpes por oponerse a la dictadura dominicana de Rafael Trujillo. Fue un 25 de noviembre que Minerva, María Teresa y Patria, dejaron la vida por los tantos golpes que recibieron sus cuerpos hasta llegar la muerte. Este asesinato, feminicidio a las hermanas Mirabal, indigna y sigue provocando rabia el que les arrebataran la vida de esta manera. La dictadura de Trujillo cayó, su muerte se convirtió en un semillero de denuncia contra la violencia que nos habita.

En este marco es como los grupos feministas latinoamericanos comenzaron a denunciar y rememorar cada 25 de noviembre como un día para buscar la eliminación de la violencia contra la mujer. Setenta años después, los feminicidios siguen igual de violentos, de crudos, llenos de odio, de desprecio profundo. “Las jovenas de hoy, me enseñan a diario que hay una larga lucha que ganar”, afirma Rocío Moreno en su artículo. “Marchar con ellas, siempre me ha clarificado que en la construcción de los tantos mundos que ocupamos, ya no es necesario cargar con todo lo que nos ha encadenado, sometido en el pasado y en la actualidad”.

En Oaxaca, del 23 al 25 de noviembre se instaló el Altar Ofrendas de Luz, para honrar la memoria de las víctimas de feminicidio; hasta el 26 permanece el campamento Aquelarre Feminista. Este acto conmemorativo y de exigencia de justicia termina el 26 de noviembre con actividades de las 10:00 a las 14:00 horas: un tendedero de deudores alimentarios, un tianguis del trueque y un taller de pintura con la artista Chila. KIlia.

Boletín: Mujeres exigen el cese de la violencia feminicida en Oaxaca. Artículo de opinión: ¡Nunca más un mundo sin NosotrAs!, por Rocío Moreno. Foto: Consorcio Oaxaca. Contexto: Oaxaqueñas exigen justicia para 574 víctimas de feminicidios