Principal

Noé Robles Cruz, campesino y padre amoroso de Paso de la Reyna

Noé fue un gran hombre y amoroso con su familia y padre joven de dos niñas de 11 y 9 años de edad y un varón de 17 años.  Le gustaba el campo e ir a pescar al río Verde acompañado de su hijo mayor, pescaba congas y mojarras, además se dedicaba al campo, sembraba maíz, sandía y calabaza. Él tenía media hectárea de limones, que iba a regar todas las tardes. También le gustaba cazar iguanas, iguanas que utilizaba la familia para guisar ricos tamales.

Noé fue muy curioso para trabajar, buscaba otras actividades para apoyar a la gente de la comunidad de Paso de la Reyna, como recolectar leña. Tres años antes de ser asesinado, él empezó a darle mantenimiento a las motos de las y los integrantes de la comunidad. Realizaba la “talacha”, como parchar llantas y arreglar las cadenas y cobraba lo razonable.

Él fue muy servicial, cuando se le invitaba a apoyar con las tareas para realizar una fiesta, él las realizaba con gozo, sus aportes siempre fueron recolectando leña, matando la vaca o realizando la enramada. Todas las actividades anteriores fueron importantes para que la fiesta se realizara.

Noé fue muy colaborativo en las actividades comunitarias, como ayudar en alguna mayordomía o cuando un familiar perdía a un ser querido, él estaba presente para apoyar en lo que se necesitaba. Noé tenía dos satisfacciones en la vida, el jaripeo y los bailes, ambas actividades las compartía y disfrutaba con su familia, a los bailes siempre lo acompañaba su esposa Cristián.

Además, le gustaba el deporte, el básquetbol, el vólibol y el fútbol. Los tres deportes se practican en Paso de la Reyna, son actividades de convivencia y recreativas. Anteriormente, estas actividades se realizaban en la tarde-noche, después de regresar de las labores del campo. A la par, se jugaba el vólibol y el fútbol en la tarde, después en la noche los integrantes de ambos deportes se concentraban en la cancha de básquetbol, donde realizaban retas y convivían antes de ir a sus casas a descansar.

En alguna ocasión representó la pesca de la mojarra en la fiesta del río Verde. El 14 de marzo de 2021, en la celebración del día de acción de gracias al río Verde, Noé fue el encargado de guisar las congas porque le gustaba cocinar.

Cuando se le daba un cargo en la comunidad, lo desempeñaba con gusto, en varias ocasiones fue policía comunitario e integrante del comité de la escuela y de la clínica. Murió dando su servicio como policía comunitario.

Noé fue asesinado el 15 de marzo de 2021 en la comunidad de Paso de la Reyna.

Oaxaca de Juárez; Oaxaca, septiembre de 2021.

Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde- COPUDEVER.

Servicios para una Educación Alternativa, EDUCA. A.C.