La Minuta

“No basta con pedir perdón”: cronista maya de Noj Kaaj Santa Cruz Xbáalam Naj (Felipe Carrillo Puerto)

En el marco de la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Quintana Roo, Carlos Chablé Mendoza, cronista de Noj Kaaj Santa Cruz Xbáalam Naj, actual ciudad Felipe Carrillo Puerto, destaca en su carta al presidente algunas imprecisiones históricas: “Me entero que dicha actividad será a puertas cerradas en el museo de Tihosuco. ¿Por qué no hacerla en algún centro ceremonial maya masewal? El sitio que escogieron para hacer el evento fue una ciudad colonial y no el lugar donde comenzó la guerra; esta inició en Tepich, población vecina. El gran levantamiento maya, conocido como Guerra de Castas, inició en julio de 1847, o sea, hace 174 años y nunca hubo armisticio, ni acuerdo de paz efectivo”. El 3 de mayo de 1901, continúa el historiador, tampoco fue el fin de la guerra, ni los mayas huyeron a la selva ante la invasión del ejército mexicano a Noj Kaaj Santa Cruz, actual Carrillo Puerto; ya la habían abandonado antes para continuar la resistencia desde la selva. Los últimos enfrentamientos documentados entre el pueblo y los militares ocurrieron en abril de 1933 en Dzulá y 1979 en Chemax. Los detonadores fueron los mismos que motivaron el levantamiento maya en 1847: invasión e intento de despojo de territorio a un pueblo maya. Chablé Mendoza recuerda que los abuelos y abuelas mayas masewales “no olvidaron la persecución y el exterminio padecidos, fueron los waches -soldados- los que lo hicieron bajo las órdenes de crueles jefes militares entre los que se cuenta al chacal Victoriano Huerta. Así que no basta que el Estado mexicano pida perdón, pues existen todavía secuelas de la invasión, conquista y colonización que deben ser reparadas, entre estas los daños sufridos por los mayas durante la llamada Guerra de Castas”, señala”.

Leer toda la carta de Carlos Chablé Mendoza: Carta abierta al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Contexto: Localizan en Yucatán barco usado para tráfico de esclavos mayas; Sefotur capitaliza hallazgo para promover turismo