La Minuta

Las comunidades ñuu savi de Ndoyonoyuji, Mier y Terán y Guerrero Grande exigen justicia

Al cumplirse un año de que un grupo armado desplazara a decenas de familias de las comunidades defensores del bosque de Mier y Terán, Ndoyonuji y de Guerrero Grande, pertenecientes al municipio de San Esteban Atatlahuca en la Mixteca de Oaxaca, los pobladores exigen justicia y reparación de daños, así como la localización de cuatro desaparecidos.

Con pancartas y lonas marcharon por las calles de Tlaxiaco, en exigencia de justicia y de un retorno seguro, ellas y ellos no piden más que regresar a sus casas y seguir cultivando su milpa y cuidando del bosque.

Llegaron al refugio temporal, el albergue del Instituto Nacional de Pueblos Indigenas (INPI) en Tlaxiaco, cuando el 23 de octubre del 2021 un grupo de personas armadas quemó 132 viviendas, 92 en Guerrero Grande y 40 casas en Induyunujia. 30 familias siguen desplazadas, y otras 60 familias actualmente viven en la iglesia de Guerrero Grande.

Durante la protesta, Valerio Riaño, uno de los desplazados recordó que durante la agresión fueron asesinadas dos personas; sin embargo, a consecuencia del problema con la cabecera de Atatlahuca que ya venía dándose desde el 2019, hubo otras dos personas que perdieron la vida. Además hay cuatro personas desaparecidas, entre ellas la guardabosques, Irma Galindo. Una quinta persona fue encontrada muerta en enero de 2022.

Sebastiana Paz Bautista, representante de las personas desplazadas reconoció que no hay atención de las autoridades, y que se han organizado solos para sobrevivir a pesar del riesgo que corren por defender su tierra y su bosque. Con información de Juana García y Diana Manzo.

El Universal Oaxaca Cumplen un año sin hogar desplazados de Atatlahuca, Oaxaca; exigen hallar a 4 desaparecidos IstmoPress Un año de vivir desplazados, sin casa ni justicia denuncian mixtecos de Atatlahuca, Oaxaca. Hilo de Futuros Indígenas. Foto: IstmoPress.