Archivo

La cuna de la civilización mesoamericana en ebullición

By 29 julio, 2016 Sin Comentarios

https://xigaab.files.wordpress.com/2014/02/copia-de-promo-2014.jpgSe está marcando en el tiempo-espacio un punto de quiebre

en el proceso del neoliberalismo en México.

La mirada educadora de los pueblos originarios tiene mucho que decirnos.

Nicéforo Urbieta Morales

 

La irrupción de las fuerzas federales en Nochixtlán Oaxaca el 19 de junio del 2016, inició otra etapa del conflicto creado por la reforma “educativa”. Las declaraciones oficiales respecto al diálogo y el endurecimiento de la guerra mediática, insinúan el exterminio de quienes se oponen a las doce reformas privatizadoras.1 El pueblo no tiene un interlocutor real, al pueblo no se le escucha.

Ahora, no solo el gobierno y la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) están decidiendo, también los pueblos originarios, eternos invisibles en México, se han echado a caminar para hacer nacionalmente la historia y ofrecen su experiencia y su Pensamiento.

Todos los hechos llaman a reflexionar

Sin embargo, estamos acostumbrados a reflexionar bajo el patrón del pensamiento colonialista que se nos impuso hace más de 500 años y por lo mismo, pareciera no haber otra manera de mirar nuestra historia. No logramos acceder sistemáticamente a la estructura del pensamiento de nuestros ancestros, aunque con frecuencia lo ponemos en práctica en el marco de la vida comunitaria: durante la asamblea,2 el tequio,3 la guelaguetza,4las fiestas y, sobre todo, cuando se hablan las lenguas originarias que reproducen una gran sabiduría.

Cuando hablamos cariñosamente con el corazón de nuestros idiomas sabemos que la filosofía de una auténtica Reforma Educativa debería plantearse desde la óptica de nuestros pueblos originarios, como lo han expresado varios pensadoresde diferentes partes del mundo,5 porque la filosofía de la reforma “educativa” propuesta por el gobierno federal, está basada en un pensamiento indoeuropeo egocentrista y patriarcal, al servicio del mercado, que genera la arrogancia de un estilo de vida depredador y consumista, amenazante hacia el fin de la vida misma.

La sabiduría comunitaria de los pueblos originarios no ha sido explorada por la humanidad. Volver la mirada a estas raíces es abrirnos nuevos caminos hacia los diversos puntos de vista, que se presentan en toda sociedad cuando intentamos resolver situaciones complejas. A través del valor sagrado del diálogo, los diferentes pueden descubrir la oportunidad para su propia evolución aprendiendo el arte de la interlocución.

Desde la visión de los BnGulaaz (Viejos Sabios Zapotecos) cualquier reforma, proyecto o programa siempre es educativo si cumple cuando menos dos condiciones:

La primera, partir de un porqué colectivo consensuado que acceda al desarrollo de la inteligencia social surgida del Diálogo creador, donde los interlocutores nos permitamos VIVIR situaciones difíciles, aprovechando las capacidades cerebrales creativas de todos los involucrados en esta interlocución comunitaria, conscientes de que participamos en la cimentación de una decisión que nos pertenece y nos es necesaria.6

La segunda, que en el proceso de la producción del conocimiento tengamos la oportunidad de sentir la felicidad de la belleza de la creación compartida. Que los pueblos nos miremos como sujetos comunitarios del conocimiento, dejando de ser objetos de las decisiones de los empresarios y financieros, que imponen a los gobiernos y pueblos su manera convenenciera de mirar el mundo.

Hoy la situación conflictiva general en el sureste del país pareciera dibujar un mapa que sigue los pasos de los caminantes del Atlántico hacia el Istmo de Tehuantepec, impactando en Veracruz, Tabasco, Campeche, Chiapas, Guerrero, Michoacán, el Valle de México y encerrando en esta extensa herradura a la región Oaxaqueña, para sumergirnos en la historia milenaria de una de las seis grandes civilizaciones de la humanidad: la Olmeca. Civilización que ha llegado hasta nuestro Sur oaxaqueño a través de la cultura Zapoteca, resistiendo las irrupciones colonialistas durante muchos siglos.

¿Pero en qué reside la solidez de este pensamiento que evidencia una fortaleza capaz de aguantar el embate de la transculturación; de los daños físicos y morales de las situaciones de emigración y los ataques que provienen del consumo de la industria cultural?

Esa fortaleza reside en la carga milenaria de investigación compartida que utilizaron para construir el conocimiento, al sustentar y organizar comunitariamente un gran proyecto universal de comprensión del mundo. Aplicaron una paciencia infinita en la observación del movimiento incesante de la naturaleza, en la vigilancia de los continuos cambios de los seres vivos y en la reflexión de la dinámica mental de nuestra especie “homo sapiens”.

Las palabras de los antiguos sabios nos dicen que seguimos siendo serpientes que no podemos levantar el vuelo de la conciencia, aún tenemos conductas pre humanas de la fase Bz,7 lagarto luminoso, comportamientos primitivos de la inteligencia en nuestro andar anfibio del mar a la tierra nos dejan ver que nuestro cerebro más evolucionado lo estamos utilizando para la competencia. Por lo que la “educación” que se imparte funciona como formadora de adversarios, quienes tarde o temprano buscaremos aniquilarnos fantaseando con la idea de dominar al mundo y a la naturaleza. En ese camino de ideas, hemos “creado” conceptos con los que construimos objetos que nos amenazan hasta alcanzar la posibilidad de nuestra autodestrucción.

Cuando advertimos el impacto que los homínidos sapiens provocamos en la Madre Tierra y que gobernantes en nuestro país están promoviendo una reforma laboral a sangre y fuego para abrirle el camino a las otras once reformas estructurales, nos preguntamos ¿tiene sentido la carrera armamentista, el calentamiento global, las desigualdades en la distribución de la riqueza, y que sigamos consumiendo esta forma de vida sin reaccionar?

¿Qué está pasando con la especie auto llamada “sapiens”?

El Yo pre humano es fruto del proceso de evolución y su comunicación es de carácter utilitario, se rige bajo la ley del individuo más fuerte, lo cual nada tiene que ver con la necesidad biológica del macho alfa dominante y su manada obediente del pasado homínido, porque la función dominante del líder alfa no destruía la participación animosa del individuo perteneciente a la manada, ni promovía activamente al interior de esta sus tácticas de engaño para obligarlos a ser pasivos e indiferentes respecto al destino del grupo.

Las remotas voces deLos BnGulaaz responden desde el pasado a esta problemática, partiendo de la visión que da cuenta del proceso evolutivo de las humanidades del mundo en Cinco Soles. Primero, peces; segundo, aves; tercero, mamíferos; cuarto, simios y quinto, Humanos. Actualmente estamos ante la posibilidad de crear la Quinta Humanidad.

Para alcanzar este proceso evolutivo, se requiere la voluntad de dialogar. Por eso nuestros antepasados dicen que el ser Humano nace en el momento en que nuestra especie adquiere esta capacidad y supera los sistemas de comunicación de las humanidades anteriores. El diálogo se da cuando se pone en juego una relación emocional, conceptual y espiritual de manera sincrónica entre los interlocutores; cuando esto sucede se establece como condición humana la creación simultánea de una sociedad que nace de la belleza del descubrimiento de sí misma a través de su reflejo en el Otro/Otra, y a su vez se vuelve el punto de creación de su propia imagen.

Sin el descubrimiento del Otro/Otra, tendríamos que resignarnos a la condición de individuos sometidos a las leyes de la supervivencia biológica como todos los demás animales. Sólo que al practicar nuestras funciones instintivas con un cerebro altamente desarrollado, nuestra gran capacidad fantasiosa se limitaría a defender y conquistar nuestro territorio individual o de grupo hasta dominar al mundo, incluida la naturaleza. Pero nos perderíamos del placer de acceder a la consciencia del diálogo, a la maravilla de involucrarnos en las interrogantes de por qué existimos nosotros/nosotras y el universo. Jamás sentiríamos placer poético al descubrirnos hechos de polvo de estrellas comunitarias.

Girar como locos en nuestro propio centro es una forma de evasión y de pérdida de identidad, desconectados de nuestra historia, de los/las demás, sin sentir lo que le pasa al Otro/Otra. No podemos escapar de nosotros/nosotras más que en la ilusión y en la imaginación, de tal modo que si queremos vivir tenemos que Dialogar con todas las ideas sin ensimismarnos, descubrir quiénes somos, quién es nuestra familia, quién es nuestro pueblo, nuestros vecinos/vecinas.

Las palabras que nutren este texto son una invitación a recuperar la imagen de nuestra identidad y de nuestra especie, así lo transmitieron nuestros antepasados en los libros construidos pacientemente durante miles de años bordándolos detalladamente en los sonidos de nuestras lenguas, textos que han sido despreciados y estigmatizados a lo largo y ancho de este país en particular.

En Oaxaca existen más de 180 variantes de zapoteco, en los valles centrales, la variante que se habla en Santa Ana Zegache nos muestra la riqueza de la noción de Pensamiento: Xigaab (xi, día; gaa, nueve y bh, viento). Día Nueve Viento hace referencia al instante en que el universo físico y el universo mental se conectan a tal grado que terminan por conformar nuestra identidad completa como seres humanos, la larga cola del tiempo-espacio en el pasado y la extensa dimensión presente del universo a través de la conciencia dialogante. Todos/todas, cada individuo de nuestra especie somos la historia de la vida, por lo mismo tenemos el compromiso de preservarla hacia la sonrisa de los niños y las niñas que están por venir.

El tiempo-espacio para nuestros antepasados respondía a la gran interrogante de por qué existe todo lo que es accesible a nuestros sentidos. Durante siglos observaron el cielo, el transcurso del tiempo y el movimiento de los astros pacientemente. Intuyeron que tiempo y espacio en movimiento daba sentido a un Todo que incluía a la naturaleza humana. El tiempo lo veían moverse de manera simultánea con el espacio, cada año tenía un sentido de orientación espacial: el Norte era año piedra; el Sur, año conejo; el Oriente, año caña y el Poniente, año casa.

Estos cuatro rumbos del universofísico para los ancestros englobaban los movimientos del cosmos, principalmente el sol; mientras que el número cinco del universo mental, Serpiente Emplumada (Beld Duubi), ilustraba la toma de sentido de ese universo. Por lo que la suma de ambos; identificaba la condición humana como el momento del diálogo, Día Nueve Viento. El conocimiento trasciende el horizonte físico del que ha brotado.

Para esta conquista del pensamiento, Xigaab, nuestros antepasados, basados en la creación del maíz, desarrollaron un sistema educativo que integraba rigurosamente la educación pública, la vida familiar y el adecuado desarrollo del individuo, indistintamente de su herencia genética alfa o manada, todo con el objetivo de lograr el buen desempeño de los roles sociales en un marco de felicidad comunitaria.

A diferencia de lo que sucede con la cultura occidental, nuestros ancestros en ningún momento separaron las tareas de la administración pública de los procesos de enseñar y aprender que se iniciaban en la familia con la gestación y la crianza.

En la lengua zapoteca enseñar y aprender se dicen con una sola palabra: gz`d, donde g` significa excreción, z`: basamento y dh es un sufijo que sugiere traslado, señalando la experiencia de la enseñanza aprendizaje como un todo integrado; una Emanación Humana Básica en Movimiento.

Gz`d señala los vínculos profundos que se dan entre todos los procesos de fermentación-transformación (nh), del tiempo-espacio (rh) y de la materia viva. Al juntar estos dos sonidos básicos; se deriva la palabra sangre (rn). Para nuestros antepasados, todo sangraba porque tenía vida.

Sobre esta base, donde todo es relativo y en movimiento, vieron la identidad humana como parte de la evolución del tiempo-espacio (rh); pero que al mismo tiempo, con el Diálogo, rompe radicalmente el proceso evolutivo natural e irrumpe como un universo de cualidad única, diferente a todo lo aparecido hasta ese momento: Ser Humano, Bn,Viento Serpiente Emplumada en fermentación (BhBeld Duubi ni Nh).

Concluimos manifestando que tenemos ante nosotros la responsabilidad de crear un cerebro comunitario para afrontar los apremiantes temas de nuestra aldea global. Partiendo de la ubicación puntual del Yo (Naa)8y del Tú (Lh)9,en el contexto de su valor universal en el tiempo-espacio, debemos transformar las ilusiones individuales, que promueven el endiosamiento del mercado, la competencia y el poder, en la felicidad de una educación permanente que permita no solamente a los pueblos indígenas el desarrollo de sus culturas, sino a toda la humanidad; sistematizando prácticas de investigación comunitaria urbana y rural, atendiendo necesidades, aspiraciones e intereses propios y legítimos.

Hasta ahora, hemos sido Individuos Huérfanos del contacto fraterno con el medio ambiente. Nuestra tarea es desarrollar el trabajo mental de recorrer el proceso evolutivo para auto descubrirnos a través del diálogo, de la interacción con los demás seres vivos y los de nuestra especie. Tanto los más antiguos habitantes del mar, como los primates más evolucionados de hoy han sido grandes espejos donde podemos mirarnos y descubrir nuestro propio rostro y corazón, porque todos/todas provenimos en el tiempo-espacio de las mismas humanidades. Los Tú (Lh),nos encaminan a reconocernos en ese Otro/Otra actual que nos devuelve en eco las expresiones de la existencia de nuestro yo individual que el senti-pensar comunitario construye.

Ninguna represión puede sepultar lo que ha sido construido por milenios pacientemente desde una visión estética de la vida en esta región sureña, así lo demuestran las repetidas invasiones del Norte y del otro lado del Atlántico.

Lo comunitario no necesita líderes, se sustenta en la fortaleza del conocimiento que brota del cultivo de nuestra capacidad natural de asombro y descubrimiento, se sostiene en el conocimiento de sus integrantes entre sí para asignar apropiadamente roles y funciones al servicio del pueblo y la belleza creadora.

Luà, xi chivichoop guu, is tap guiaa.

El lugar de la mirada, día doce conejo, año cuatro piedra.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca 21 de julio de 2016.

 

RECREALEZA A. C., Recuperación Creativa de la Lengua Zapoteca.

Nicéforo Urbieta Morales, pintor e investigador zapoteco, en diálogo con:

Alma Esther Martínez Hernández, socióloga y arte terapeuta.

Liliana Sánchez Martínez, psicóloga en desarrollo comunitario y orientación educativa.

María de Lourdes Parada Sánchez, educadora.

 

artexigaab@hotmail.com

 

1Las reformas estructurales del gobierno de Peña Nieto son: 1. Energética; 2. Telecomunicaciones; 3. Competencia Económica; 4. Financiera; 5. Hacendaria; 6. Laboral; 7. Educativa; 8. Código Nacional de Procedimientos Penales; 9. Ley de Amparo; 10. Transparencia; 11. Política Electoral; 12. De salud (en proceso aprobatorio).

2 La asamblea es el encuentro de individuos que operan con un Pensamiento Comunitario para consensar una solución a una problemática, guiados por el peso de la argumentación.

3 El tequio es el trabajo voluntario para el bien común en educación, salud, religión, servicios públicos (limpieza de la comunidad y sus caminos, obras de construcción, etc). Permite colaborar recreativamente estrechando lazos comunitarios.

4 La GelGuees (guelaguetza) tienen su origen en el ritual comunitario del cultivo de la milpa, donde la presencia del tabaco le daba un sentido de compromiso sagrado. Es una responsabilidad recíproca, apoyo a través de algún bien material, mano de obra para las fiestas o las necesidades de las familias; caracterizado por su sentido de gratitud y por el placer de dar y recibir.

5Sólo por mencionar algunos: Juan Manuel Contreras Colín, Chomsky, Silvia Cusicanqui, Jaime Martínez Luna, Benjamín Maldonado, Nuccio Ordine, María Bertely Busquets, Boaventura de Sousa, Sub Galeano (ex Subcomandante Marcos) y Eduardo Galeano

6 Nuestro Pensamiento Comunitario integra mente y cerebro, cuerpo y alma.

7En zapoteco Bz (Bh Viento, Z` basamento piramidal) se refiere a Viento Serpiente Emplumada en su etapa básica que va evolutivamente de los peces, pasando por los reptiles-aves y mamíferos en general, jaguares, hastallegar a los simios y antropoides de la actualidad.

8Naa, está compuesta de nh fermentación y aah sonido de interlocución; se pronuncia en tono grave, la segunda “a” medio tono más bajo que la primera y en sonido continuo.

9 Lhtiene un valor universal en el contexto de una actitud de diálogo ysignifica tú,así se referían nuestros antepasados a todo lo que pareciera tener vida y que no fuera el Yo.