La Minuta

Indígenas derriban en Morelia monumento a la esclavitud; 24 detenidos

Integrantes del Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM) derribaron ayer las estatuas de Fray Antonio de San Miguel y de un ingeniero de la época de la Colonia, que eran parte del conjunto escultórico conocido como Los Constructores, que muestra al clérigo y a un civil dando órdenes a un indígena que carga una losa de cantera sobre sus espaldas, y a otro labrando una roca. Los inconformes consideran esta obra discriminatoria y racista.

Miembros del CSIM, que aglutina autoridades comunales de 60 pueblos originarios, señalaron en reiteradas ocasiones que las estatuas, lejos de reconocer a quienes aportaron su trabajo en la urbanización de la ciudad antes denominada Valladolid, reflejaba siglos de saqueo, dominación y explotación del sistema colonial, al que calificaron de ilegítimo, violento e inmoral.

Con el derribo de las efigies, dijo el CSIM en un comunicado, se conmemoró este lunes “el aniversario luctuoso de Tangáxoan Tzíntzicha, el último cazonci o irecha (gobernante del Estado purépecha), quien fue detenido, humillado, torturado y quemado vivo por el presidente de la Real Audiencia de la Nueva España, Nuño de Guzmán, el 14 de febrero de 1530”.

Por orden del gobierno del morenista Alfredo Ramírez Bedolla, policías estatales detuvieron a 24 comuneros de Zirahuén y Caltzontzin, localidades de los municipios de Salvador Escalante y de Uruapan, respectivamente, quienes se desplazaban a bordo de un autobús, y los trasladaron a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, informó el dirigente del CSIM, Pável Guzmán. Tras una serie de bloqueos, los detendos fueron liberados en la madrugada de hoy.

Comunicado en repudio a la escultura del conquistador Francisco Antonio de San Miguel y en exigencia para su retiro. Más información: Derriban en Morelia 2 estatuas consideradas racistas. Foto: La Jornada. Contexto: Pueblos indígenas en Michoacán impiden instalación de casillas y exigen autonomía