La Minuta

Guatemala: Durante estado de sitio desalojan a comunidad indígena para beneficiar a empresa palmera

96 familias Q´eqchi´ de la comunidad Chinebal en el área sur de El Estor, Izabal, fueron desalojadas ayer por un grupo grande de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC). Los comunitarios dijeron que la policía utilizó maquinaria pesada para destruir las viviendas; también fueron quemadas las pertenencias de las familias. Se reporta la captura de Irma Yolanda Choc Maquín por intentar defender su vivienda. Hay varias denuncias de comunitarios que aseguran que los trabajadores de la empresa de palma Naturaceites los hostigan constantemente.

Cabe recordar que el Estado de Guatemala militariza desde el 24 de octubre el municipio de El Estor, con el objetivo de garantizar las operaciones mineras de la empresa Solway, una transnacional suiza de capitales rusos. Para hacerlo reprimieron la manifestación pacífica de los cuatro Consejos Ancestrales Maya Q’eqchi’. Ayer, comunidades de todo el país se movilizaran en rechazo al estado de sitio y la exclusión del proceso de preconsulta, proceso que pretenden realizar en pleno estado de sitio y sin la participación de las comunidades afectadas por el proyecto minero Fénix.

Ante los hechos sucedidos en El Estor (Guatemala), la organización español Ecologistas en Acción se sumó a la condena por la represión policial y militar del Estado de Guatemala contra la población Q’eqchi’ en la defensa de su territorio, favoreciendo los intereses privados de las empresas extractivistas mineras, al tiempo que expresa su “solidaridad con la resistencia del pueblo Q’eqchi’ en El Estor, y en especial con el comité de mujeres organizadas q’echie”.

Desalojan a la comunidad Chinebal en disputa de tierra con una empresa palmera y Consejo de Ancianos de La Chuá se movilizará en contra de la empresa ruso-suiza Solway en Guatemala. Comunicado de Ecologistas en Acción: Apoyo a la resistencia Q’eqchi’ en Guatemala. Foto del video: Festivales Solidarios. Contexto: El gobierno guatemalteco declara estado de sitio y agrede al pueblo Q’eqchi’ para proteger a minera