Skip to main content
Principal

Frente al contexto capitalista y patriarcal, “Mujeres tejiendo comunidad” impulsan Siembra de la Esperanza en el Zócalo para reconstruir el tejido social

Oaxaca de Juárez, Oax., a 8 de marzo del 2023

  • Reivindicaron su derecho primordial a la vida, sus derechos colectivos y se apropiaron del espacio público para denunciar la violencia que enfrentan día a día y desde el cual siguen resistiendo y sobreviviendo
  • De manera simbólica y con la firme esperanza de reconstruir el tejido social a través de acciones que les permitan seguir vinculándose con otras organizaciones, las participantes realizaron la siembra de flores en las jardineras del Zócalo

En el marco del Día Internacional de la Mujer, organizaciones y colectivas aglutinadas en “Mujeres Oaxaqueñas Tejiendo comunidad”, llevaron a cabo una “Siembra por la esperanza” en el Zócalo de la ciudad, así como una intervención con telas y cruces de madera para denunciar la violencia feminicida, frente a Palacio de Gobierno.

Al afirmar que la primavera no ha llegado para las oaxaqueñas, mujeres indígenas, sobrevivientes de violencia, defensoras de la tierra y del territorio,  trabajadoras, y  jóvenes activistas, quienes integran este tejido colectivo,  fijaron su posicionamiento, “frente a la realidad capitalista, machista y patriarcal que está despojando a los pueblos de sus tierras, manantiales, bosques y de todo lo esencial para la vida”.

De cara a los 42 feminicidios registrados tan solo en lo que va la actual administración, las mujeres reivindicaron su derecho primordial a la vida, sus derechos colectivos y se apropiaron del espacio público para denunciar la violencia que enfrentan día a día y desde el cual siguen resistiendo y sobreviviendo.

Por lo que, de manera simbólica y con la firme esperanza de reconstruir el  tejido social – desde las comunidades, barrios y colonias-, a través de acciones que les permitan seguir vinculándose con otras organizaciones, las participantes realizaron la siembra de flores en las jardineras del Zócalo Previo a ello, y al grito de: ¡Vivas y libres  nos queremos!, ¡Justicia para todas!, ¡Si tocan a una, respondemos todas!, las participantes también rodearon el Palacio de Gobierno con telas rojas y cruces de madera, además de colocar carteles y lonas donde denunciaron las múltiples agresiones hacia las mujeres que se han registrado en los últimos años.

Asimismo, a través de un pronunciamiento público, recriminaron que el Estado no esté cumpliendo con su responsabilidad de representar a las adolescentes y niñas víctimas de feminicidio. Para ello –recalcaron- es necesario voluntad política para  romper con la cadena de impunidad  y de padrinazgos, pago de lealtades y favores de funcionarios en los distintos poderes y niveles de gobierno.

Una de las voceras., Guadalupe Mendoza de Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca (OIDHO), señaló que la  ola de violencia que vivimos en nuestra entidad derivó en que se emitiera una Alerta de Violencia de Género (AVG) el 31 de agosto de 2018 y lejos de obtener resultados, este se ha ido recrudeciendo a grados tales que las cifras se han vuelto exponenciales.

“El tránsito gubernamental en nuestra entidad que se ha autodenominado “La primavera oaxaqueña” está muy lejos de ser tal, del 6 de junio del 2022 al 6 de marzo de este año 115 mujeres han sido víctimas de feminicidio, 41 de las cuales ya se contabilizaron dentro del presente mandato”, destacó.

Mientras tanto Valeria Amaya de la Colectiva Chicatanas, subrayó que la discusión en distintos medios trae a la mesa el cuestionamiento de a qué se dedicaban, por qué las mataron de tal o cual manera, levantando suspicacias que abonan a la estigmatización y culpabilidad de las víctimas.

Sin embargo, lejos de investigar -recalcó- el primer cuestionamiento que se hace, pesa sobre las madres, depositando en ellas la responsabilidad de todo lo que acontece a las infancias y eximiendo de responsabilidad a los padres y la falta de políticas de cuidados de las infancias; se desvía con ello cualquier investigación y se obstaculiza el análisis de las diversas causales.

Ambas sostuvieron que a partir de la AVG en Oaxaca 543 mujeres han sido víctimas de feminicidio, dentro de estas 53 han sido niñas y adolescentes, 11 de estas se contabilizan posteriores al 6 de junio del 22 y 5 dentro del presente mandato. “Expresamos nuestra muy profunda preocupación por el trato que se está dando a las mujeres, las niñas y adolescentes de Oaxaca, denunciamos que no hay voluntad de cumplir con los protocolos existentes en materia de feminicidio en general y que tampoco hay enfoques para las niñas y adolescentes que están sufriendo estas violencias”, dijeron.

Y señalaron a funcionarios que han estado al frente de la Fiscalía en los últimos 3 mandatos engarzando una serie de complicidades como Rubén Vasconcelos, Arturo Peimbert y Bernardo Rodriguez Alamilla, quien siguió el mismo patrón de acción en la Defensoría y la Fiscalía.

“En estas flores que nos acompañan y que sembramos en este Zócalo que es de todas, depositamos nuestro clamor por que la justicia llegue, florezca y dé frutos para que mujeres, niñas y adolescentes vivamos y ejerzamos plenamente nuestros derechos en el mundo que soñamos”, aseguraron al recalcar que no dejarán de exigir que quienes integran los gobiernos en sus distintos órdenes cumplan con la función para la que ellos mismos se comprometieron.