La Minuta

Exigen a Canadá abrir archivos de embajada sobre asesinato de Mariano Abarca

La familia de Mariano Abarca Roblero, asesinado el 27 de noviembre de 2009, interpuso ayer una nueva demanda contra la embajada canadiense por incumplimiento de normas que le exigen apegar su actuar respetando los derechos de las personas en donde tienen inversiones sus connacionales. Mariano Abarca Roblero fue precursor en la defensa del medio ambiente en Chiapas. Él y habitantes del ejido Grecia, municipio Chicomuselo ubicado en la Sierra Madre, se opusieron a que la empresa canadiense Black Fire, siguiera vertiendo sus desechos en los ríos de la zona. Por sus protestas, recibieron amenazas y agresiones directas. En julio de 2009, Abarca acudió a la embajada de Canadá para solicitar su intervención en la protección de los derechos de la población afectada por la minera. Cuatro meses después fue asesinado. A una década de los hechos, su familia continúa exigiendo se investigue el actuar de la embajada, y a la justicia mexicana. Hace poco, un Tribunal canadiense corte “asumió que si la embajada hubiera actuado de una determinada manera Mariano seguiría vivo”, afirman familiares y organziaciones acompañantes en su boletín, por lo que reiteran que continuarán en la búsqueda de justicia para Mariano Abarca.

Leer el reportaje completo de Ángeles Mariscal: Pidió ayuda a la embajada de Canadá, y a los 4 meses lo asesinaron. Comunicado de prensa: A 10 AÑOS DEL ASESINATO DE MARIANO ABARCA: El Gobierno de Canadá acepta omisión manteniendo la impunidad al negar su investigación. Foto: Ángeles Mariscal.