La Minuta

En taller de alfarería, mujeres ayuujk rompen con el machismo

“Ser una mujer alfarera en Tlahuitoltepec, Mixe, Oaxaca, implica contar con amplios conocimientos sobre la naturaleza y el vínculo que existe entre la fase lunar con la fertilidad de la tierra”, afirma Emilia Jiménez Martínez en su artículo “Ser alfarera desde la cosmovisión Ayuujk (Mixe)”. En Tlahuitoltepec, la alfarería es parte de la manifestación cultural y cosmogónica de este pueblo enclavado en la sierra norte de Oaxaca, donde la música y la indumentaria gozan de importante aportación cultural. En el taller de alfarería la técnica que se usa es ancestral y se protege a la naturaleza, por eso no es un trabajo de serie, sino en cada pieza se cuida la forma, el fondo, los detalles y que exista armonía, cuenta Diana Manzo en su reportaje. Esa textura suave de color café que acaricia con sus manos y que transforma en figuras, es su todo. Prisciliana Pérez Diaz tiene 84 años de edad y es impulsora de un taller de alfareria tradiconal en Santa María Tlahuitoltepec, donde las mujeres son un ejemplo de organización y trabajo comunitario, así han roto el machismo y la discriminación. En la alfarería la artesana descubrió su fortaleza y el valor como mujer creativa y poderosa, así fue venciendo las desigualdades que se enfrentó en su adolescencia y adultez donde a las mujeres no se les permitía estudiar ni trabajar.

Ser alfarera desde la cosmovisión Ayuujk (Mixe), por Emilia Jiménez Martínez. Reportaje de Diana Manzo: “Mujeres de barro Ayuujk”, el taller de alfareria donde las mujeres rompen el machismo y la discriminación. Más información en la página de Facebook: MUJERES DE BARRO AYUUJK