Archivo

EDUCA – 25 años abonando al cambio social en Oaxaca

By 1 julio, 2019 noviembre 11th, 2019 2 Comments

25 Años de Educa1994 fue el año del levantamiento. Ese año nos levantamos. No sólo fue el despertar de conciencias de millones de personas que vimos en el surgimiento de la rebelión zapatista una esperanza de cambio en el país. Este levantamiento también significó -para una agrupación de jóvenes que veníamos haciendo trabajo social en espacios eclesiales- organizarse, proyectar y tomar una alternativa. La efervescencia política, combinada con la participación ciudadana y las ganas que tenía mucha gente de sacudirse décadas de autoritarismo priista, contagiaron el virus de la organización y la resistencia en innumerables esferas y grupos de ciudadanos, entre ellos EDUCA.

No existe registro exacto de la fecha de nacimiento de EDUCA, pero si hubiera que marcar un numeral en el calendario este sería el 21 de agosto de 1994. Para ser más precisos, la larga noche en que conocimos los abrumadores resultados electorales de la contienda presidencial de aquel año. Mientras realizábamos tareas de observación electoral, con la Alianza Cívica, nuestros ánimos decaían al ver la misma película de años atrás: compra de conciencias, ciudadanos atemorizados dando su voto al partido de Estado y una aplanadora “revolucionaria institucional” quebrantando todo intento de organización autónoma de la sociedad. Ernesto Zedillo, candidato del PRI, se había impuesto al líder de la izquierda Cuauhtémoc Cárdenas, candidato del Frente Democrático Nacional. “Ernesto Zedillo Ponce de León, bienvenido a la pesadilla”, le diría a los pocos días el vocero del EZLN.

Así surgió EDUCA, en medio de la desilusión electoral y los anhelos de cambio democrático “desde abajo”. Fueron tiempos complicados aquellos primeros años. El país se encontraba hundido en una severa crisis económica. La metáfora que se utilizaba para esbozar el terrible momento era un mapa de México sostenido por alfileres. En el sur de la república el EZLN se convertía en una poderosa fuerza, más política que militar, que demandaba al gobierno federal respeto a los derechos de los indígenas. En Oaxaca la organización de los pueblos tomaba sus propios bríos con el auge de los Foros de la Realidad Indígena, Campesina y Negra, y el debate sobre la autonomía comunitaria. Dicho empuje hizo posible en 1995 el reconocimiento constitucional del nombramiento de autoridades indígenas en los municipios oaxaqueños.

Es el fin del siglo XX. Los últimos años de un siglo marcado por las revueltas sociales y las movilizaciones indígenas en Latinoamérica. EDUCA se integra a distintos espacios de análisis y construcción de agenda: el Foro de Organismos Civiles de Oaxaca (FOCO) que enfrenta los embates de una ley fiscalizadora del trabajo impulsado por las ONG; la Convergencia de Organismos Civiles por la Democracia, iniciativa de articulación nacional que lucha por un marco jurídico para promover el trabajo del sector civil. En el medio local EDUCA hace alianzas con diferentes organizaciones para el impulso de proyectos de capacitación dirigidos a pueblos y comunidades. El gobierno promueve la apertura de la inversión privada a gran escala, iniciativa que a la postre afectaría los territorios en regiones indígenas. En el terreno social y político surge el Ejército Popular Revolucionario (EPR). En medio de este escenario convulso, se desata la represión y persecución militar contra los indígenas de la microrregión de los Loxicha. Procesos de violencia política, social y ligada al crimen organizado se han asentado en las diferentes regiones del país como de nuestro estado.

La sierra sur y su agreste geografía, producen una variedad de procesos sociales y políticos. Una de las zonas con más fuerte presencia de la iglesia progresista, que impulsa la formación de agentes de pastoral y líderes sociales, es lugar de anclaje del trabajo de nuestra organización. Durante cinco años realizamos un trabajo de acompañamiento y formación de comunidades eclesiales de base, proyectos económicos y sociales y el acompañamiento a dirigentes que luchaban por arrancar el poder local a los caciques en turno. La sierra sur, una de las regiones más empobrecidas, golpeada también por desastres ambientales, fue cuna importante en el proceso de maduración de EDUCA. Si retrocediéramos en el tiempo podríamos decir: “Todos los caminos conducen al sur”.

Un abanico de temas conforman el tejido multicolor del trabajo de EDUCA: Economía solidaria, Consumo responsable, Ahorro popular, temas relacionados a las alternativas económicas de la sociedad. EDUCA funda en el año 2001 la Red de Economías Comunitarias “Guesa”, que articula pequeños proyectos económicos para apoyarles con créditos, capacitación e intercambio de sus productos. De igual manera  se han construido diversos espacios de formación como las diferentes escuelas que se han impulsado y se han reflexionado junto con defensores y defensoras comunitarios temas como: derechos de los territorios, megaproyectos, educación popular, la autodeterminación, comunicación popular y alternativas al modelo actual.

A la par de la alternancia política en México, el fin del régimen priista, y los esfuerzos por un nuevo federalismo, EDUCA se dedica a realizar un trabajo sistemático de capacitación a autoridades municipales. La Escuela Municipalista de Oaxaca, será sin duda el proyecto de formación de autoridades indígenas más importante e innovador que se haya realizado en el estado. En colaboración con las organizaciones: CAMPO, UCIZONI, CESEM, Ñu’u Jii Kandii y Tequio Jurídico, se impulsa la formación de cuadros en regiones de Oaxaca. El objetivo de la Escuela consistió en fortalecer las instituciones indígenas y, de manera indirecta, combatir los cacicazgos locales. Es por esto que también, en aquella época, se realiza un ejercicio de observación electoral en municipios de usos y costumbres, a fin de disuadir conflictos y evitar imposiciones caciquiles. Un ejemplo de la lucha municipal por la recuperación de espacios de poder local fue Santiago Ixtayutla, municipio de profundas desigualdades, pero a la vez de grandes transformaciones políticas.

La primera insurrección social del siglo XXI nos tomó por sorpresa. El año 2006 fue la síntesis de la participación de los movimientos sociales y los intentos de cambio social que se practicaron, con gran ánimo pero sin tanta contundencia, en años anteriores. La integración de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y la participación activa de la sociedad civil, permitió ensayar intentos de revolución noviolenta y empujar las transformaciones que demandamos años atrás. El Espacio Civil de Oaxaca elaboró la agenda ciudadana y trazó un camino político para su posicionamiento público. Para las organizaciones civiles las demandas fundamentales trascendían la “caída del tirano”, estaban más en el horizonte de modificar de fondo el régimen autoritario y corrupto. Los saldos de 2006, y la secuela de represión brutal a la manifestación y protesta social, también gestaron procesos sociales que se fortalecieron. Fue la debacle de un régimen priista que hizo mucho daño a Oaxaca. Sin duda, el régimen se había agrietado.

Llegó el momento de entregar la mercancía; una tercera parte del territorio nacional se encuentra concesionado a empresas privadas”. De esta manera Gustavo Esteva sintetizó la dinámica nacional en 2014, después del regreso del PRI a la silla presidencial. La “acumulación por desposesión” ha llegado a un momento culmen; territorios concesionados a empresas mineras, eólicas, inmobiliarias o bien para el desarrollo de proyectos hidráulicos, o para la construcción de carreteras, incluida la siembra de maíz transgénico, todo esto sacude y levanta a comunidades enteras, en su mayoría indígenas. En estos años oscuros, el país vivió la profundización del terror contra la población y el movimiento social intentó resistir a ataques cada vez más feroces. Nos faltan 43, nos faltan miles y miles de desaparecidos, asesinados, desterrados. Para EDUCA ha llegado el momento de la defensa de los territorios y de sus propios nahuales o cuidadores.

La asesoría y acompañamiento a movimientos en defensa de los territorios se ha convertido en una prioridad para nuestra organización. Así como la denuncia sobre la voracidad de las empresas y la debilidad del Estado. La defensa del Río Verde en la costa oaxaqueña, así como la lucha por la protección de los territorios en diferentes regiones, amenazados por empresas mineras, ha llevado a EDUCA a articularse con movimientos en defensa de la tierra y el territorio. Una experiencia notoria de capacitación a comunidades es el Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde (COPUDEVER), quien resiste a la construcción de un proyecto hidroeléctrico impulsado por la Comisión Federal de Electricidad CFE.

Democracia a cuentagotas en Oaxaca. A partir del 2010, la alternancia política levantó un “torbellino de esperanzas” para el estado. Pero el nuevo gobierno no logró cumplir estas expectativas de cambio. La Reforma Constitucional, la conformación del gabinete social, las nuevas instituciones de derechos humanos y los cambios en la legislación, no marcaron una diferencia categórica con los gobiernos anteriores. Persisten problemas añejos y se mezclan con nuevos desafíos. Y la supuesta alternancia terminó ser cómplice del poder federal en la brutal represión contra la población en Nochixtlán. Exactamente diez años después del 2006 se repitió otro intento de someter el movimiento social de Oaxaca a la fuerza, y otra vez fallaron. En estos años, EDUCA trabajó en la construcción de un polo civil crítico y propositivo. Influir en el camino difícil de la alternancia y transición política, también ha sido una apuesta de nuestra organización.

Restauración del régimen priista. El arquitecto del llamado “Pacto por México”, supuesta punta de lanza contra la corrupción, heredó a su hijo la plaza del gobernador de Oaxaca. Este fue elegido con un mínimo de votos, aprovechándose de la división de la oposición. Con el regreso del régimen priista, con una cara más joven pero con las mismas mañas, se siguen administrando los conflictos sin resolverlos a fondo. La represión selectiva contra el movimiento social aumenta y la impunidad impera en todos los ámbitos. Como consecuencia, la inseguridad y la violencia siguen en aumento. EDUCA sigue aportando su granito de maíz en la construcción de espacios de resistencia comunitaria y de alternativas al despojo.

La rebelión en las urnas, una “cuarta transformación” sin derechos plenos. Y la tercera era la vencida: Llegó al poder federal una esperanza ciudadana, tejida desde abajo durante dos décadas. Un año después de esta histórica elección y con la experiencia de medio año del ejercicio de poder de la auto proclamada “cuarta transformación”, las lecturas son críticas. Megaproyectos sin respeto pleno de derechos de la población afectada, la militarización de la seguridad son focos rojos en la relación del nuevo poder. La disputa sobre un nuevo horizonte de “desarrollo” que toma en cuenta que los bienes naturales son finitos y la crisis climática está abierta, y el sur es una vez más la geografía más disputada. Al mismo tiempo, el vecino del norte juega con nuevas formas de imponernos políticas bárbaras contra las y los hermanos migrantes. EDUCA acompaña a esta “transformación” sin quitar el dedo de los puntos críticos, como el derecho a la verdad y la impunidad de crímenes del estado del pasado y de la falta de garantías de derechos en el México de hoy.

La trayectoria de EDUCA, en buena medida, está asociada a las redes y los espacios colectivos de los que ha formado parte. En un primer momento, con el auge de la educación popular, se estableció relación con el Consejo de Educación Popular de América Latina y El Caribe (CEAAL). La Red Ciudadana Municipalista fue fundamental en el trabajo orientado al fortalecimiento de municipios indígenas. A nivel de la agenda latinoamericana de la sociedad civil nos vinculamos con la Asociación Latinoamericana de Organizaciones de Promoción al Desarrollo (ALOP). En la lucha por la democracia destaca la experiencia de Poder Ciudadano. Más recientemente en el trabajo por la defensa del territorio logramos unir esfuerzos a nivel nacional con el Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos MAPDER, y en la Costa con las comunidades del COPUDEVER que defienden con éxito el territorio, la vida y el Río Verde. La Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) es una de las alianzas en la defensa contra estos proyectos extractivistas. En el ámbito estatal, un espacio estratégico sigue siendo el Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios, así como la Red de Defensores y Defensoras Comunitarias de los Pueblos de Oaxaca- REDECOM. Actualmente tejemos relaciones, proyectos y construimos esperanza desde Mesoamérica: La Red Mesoamericana de Educación Popular – Red Alforja y el Movimiento Mesoamericano Alternativas Populares al Capitalismo (MAPCA), la Red Latinoamericana contra las Presas (REDLAR)  son testigo de ello. También ha sido destacada la colaboración con el sector académico y universitario. Además, nos acompañan organizaciones internacionales como Servicio Internacional para la Paz (SIPAZ) y Brigadas Internacionales de Paz (PBI).

Este es un recuento breve de la historia de EDUCA. Una fotografía de esa parcela donde sembramos procesos sociales y abonamos al cambio social. Difícil enmarcar en unas cuantas palabras tanta riqueza de la que nos han alimentado muchas comunidades, organizaciones y personas. La conformación de EDUCA ha sido un proceso colectivo, en él han intervenido muchos compañeros y compañeras con su aporte y testimonio. Por otro lado, es justo reconocer que este trabajo no hubiera sido posible sin el apoyo solidario de donantes, fundaciones y personas que han confiado y creído en el proyecto de nuestra organización. A todas y todos les agradecemos su retroalimentación, colaboración y solidaridad con nuestro trabajo.

Hace 25 años nos levantamos para dar razón de nuestra esperanza. Hoy seguimos con esa firme convicción. Es verdad que 25 años son apenas un suspiro, pero a la vez también pueden ser una vida abundante de lucha.

 

1 de julio, Oaxaca de Juárez de  2019

Servicios para una Educación Alternativa A.C. EDUCA