La Minuta

Dos de tres comunidades mayas rechazan las granjas porcícolas

Ayer, los pueblos mayas de San Fernando, Kinchil y Celestún, acompañados de observadores de derechos humanos, realizaron la fase consultiva del proceso de consulta sobre las mega-granjas de cerdos en estos tres pueblos mayas del poniente de Yucatán. Equipo Indignación precisa: “Este ejercicio de decisión del pueblo maya, se llevó a cabo a pesar de la presencia de la empresa quien en público obstaculizó y deslegitimó la consulta, pero a la vez operó de diferentes maneras a través de las amenazas, la confrontación e incluso la coacción monetaria, ya que se escuchó a distintas personas mencionar que la empresa estaba repartiendo dinero a cambio de votar en favor de la granja porcícola. Lo anterior influyó notablemente en el clima de tensión y en el resultado de las consultas efectuadas en San Fernando y Kinchil”. Sin embargo, Equipo Indignación destaca “el proceso de organización y convocatoria del pueblo, el cual, ante la ausencia de un proceso de consulta indígena por parte del Estado y de la empresa, han sido sus propios convocantes enfrentando, como ya mencionamos, a los diversos intentos de descalificación del proceso, además de que no quisieron asistir a la fase informativa. Estas acciones siguen reflejando la relación racista y colonial con la que tratan al pueblo maya”. En Celestún 983 personas votaron que no y siete que sí; en Kinchil la votación favoreció a las granjas, pues 576 votaron por el “sí”, 423 por el “no” y hubo 10 votos nulos, mientras que en San Fernando 59 dijeron que no quieren que continúe operaciones y 58 manifestaron su acuerdo con los establecimientos.

Boletín: Concluye consulta maya contra la industria porcícola. Más información: Consulta indígena: Dos de tres comunidades rechazan las granjas porcícolas. Foto: Equipo Indignación. Contexto: Autoridad municipal amenaza a convocantes de consulta maya sobre megagranjas porcícolas