La Minuta

Autoridad municipal amenaza a convocantes de consulta maya sobre megagranjas porcícolas

“Escuchen ustedes, van a recibir un escarmiento para que aprendan”, amenazó el pasado viernes Bernardo Canul Cocom, comisario municipal de San Fernando, situada en el municipio de Maxcanú, Yucatán, durante el proceso de consulta popular indígena convocada por activistas mayas en defensa de su derecho a decidir sobre el otorgamiento de permisos a proyectos exctractivistas en la región, reportó el colectivo Yutzil Kaj. En un comunicado, los convocantes de la consulta indígena afirmaron que Bernardo Canul, autoridad municipal, empleado de la granja porcícola Kekén y operador político del alcalde electo de la comisaría de Maxcanú , “es uno de quienes se ha valido la empresa Agroindustrias MOBA para evitar que el pueblo de 300 habitantes, con una granja de 49 mil cerdos anuales, participe en la consulta”. Reportaron que el pasado 16 de julio Canul Cocom acudió a la asamblea informativa rodeado de un grupo de empleados de la granja porcícola, quienes “llegaron para ‘reventar’” el evento. Señalaron que el comisario llegó casi al finalizar el día, que no dejó hablar a las personas que tenía a su lado y que se rehusó a responder las preguntas planteadas por integrantes del comité organizador de la asamblea, después de lo cual lanzó la amenaza. La consulta del 25 de julio sería la cuarta que realizan los pueblos mayas, y se realizaría en Kinchil, San Fernando y Celestún.

Comunicado: Amenazan a convocantes de consulta maya. Foto: Comunidades en Península de Yucatán denuncian a granjas industriales porcícolas. Contexto: Tres pueblos mayas organizan su propia consulta para revocar permisos a megagranjas