La Minuta

Desafíos para el gobierno de Salomón Jara, EDUCA

El primero de diciembre tomará posesión como gobernador del estado de Oaxaca Salomón Jara Cruz, primer mandatario emanado de las filas del partido Morena. En el perfil del nuevo gobernante se identifican tres características que le otorgan una significación especial: 1) Es originario de una comunidad indígena, 2) Proviene de la izquierda partidaria y 3) En sus orígenes formó parte del movimiento social oaxaqueño. Sin embargo, su identidad indígena y su pasado como activista en favor de los desposeídos, no garantizan -perse- que su gobierno resolverá los graves problemas de rezago e injusticia social que padece la entidad desde hace décadas.

Aún no está claro cuál será su vinculación con el movimiento social. Hay quienes piensan que buscará un acercamiento, otros piensan que buscará controlarlo, o bien incorporar a algunos de sus dirigentes a su estructura de gobierno. A nivel municipal y comunitario persiste la resistencia en contra de megaproyectos, hay comunidades de la costa y de la sierra sur que han instalado campamentos o retenes en defensa de sus territorios.

No parece un sexenio fácil. La violencia latente y contenida (49 personas defensoras asesinadas en Oaxaca en el gobierno de Alejandro Murat, más de 700 feminicidios en el sexenio que termina), nos coloca frente a un escenario de riesgo. Es posible que tengamos un gobierno acotado por la presidencia. O bien que Oaxaca, a partir del fuerte apoyo vía el presupuesto federal (120 mil mdp en 2023), se potencialice y contribuya a la reducción de la pobreza y desigualdad. También podemos experimentar un gobierno polarizador, al estilo de la 4T. En cualquiera de estos escenarios, es momento de acumular fuerza social y tejer alianzas desde abajo.

Análisis de Educa Oaxaca en El Topil 47.- Gobernar desde el conflicto, los desafíos de Salomón