La Minuta

Declaración del preso yaqui Fidencio Aldama: “No se dejen vencer”

En octubre de 2016, mientras la comunidad yaqui de Loma de Bácum estaba reunida en asamblea por usos y costumbres, un grupo armado entró con la intención de derrocar a las autoridades tradicionales Yaquis e imponer autoridades a favor del Gasoducto Sonora, de la empresa norteamericana Sempra Energy. El ataque dejó un muerto. Tras un juicio plagado de irregularidades, Fidencio Aldama, en este entonces cubriendo un cargo de la vigilancia de la tribu, fue sentenciado a 15 años de prisión.

En su declaración desde la cárcel, Fidencio Aldama afirma: “En la vigilancia de la tribu Yaqui siempre me esforcé por hacer lo correcto, de vigilar y velar por la comunidad, patrullaba los linderos del pueblo por los problemas de robo de ganado o el ingreso de personas desconocidas al territorio, cuando estas desobedecen son llevados ante las autoridades tradicionales”.

En la carpeta de investigación existen muchas irregularidades y anomalías, reitera Fidencio: “No concuerda el arma que yo portaba ese día, era un arma calibre 45 y el proyectil del arma de fuego que impacto y dio muerte a Cruz fue un calibre 22 y aún así el juez no tomó válida mi prueba dejándome como asesino, siendo que soy todo lo contrario, INOCENTE”.

Esuchar y leer la declaración: “Que no se dejan vencer”. Declaración del preso político Fidencio Aldama. Contexto: Fidencio Adama, 5 años preso: Yaquis exigen libertad para este opositor al Gasoducto Sonora