La Minuta

CFE pone en riesgo la vida campesina en Morelos

En las orillas del río Cuautla, en el municipio de Ayala, 100 metros de tubos de concreto permanecen recostados como mudos testigos de la resistencia de los pueblos nahuas al Proyecto Integral Morelos (PIM). El proyecto energético está prácticamente listo, pero del acueducto que trasladará el agua de aquí a la termoeléctrica de Huexca, no han podido ser colocados por la terquedad de los ejidatarios que se niegan a dejar de sembrar la tierra. Los campos de Ayala son regados con el río Cuautla, cuyas aguas pretenden desviarse a través de un acueducto para alimentar una termoeléctrica en Huexca, misma que dotará de energía a los parques industriales. Lo que está en disputa es la vida campesina versus las exigencias de las industrias. Hoy Andrés Manuel López Obrador dio banderazo al desalojo de ejidatarios que no sólo estaban defendiendo el río, sino su existencia como pueblos. La legalidad fue pisoteada para imponer un proyecto ideado por Felipe Calderón, construido por Enrique Peña Nieto, y echado a andar, si los ejidatarios lo permiten, por López Obrador. Desde 2016, el Campamento Zapatista en Defensa del Agua del Río Cuautla evitó que se concluyera el acueducto que pondría en operación todo el PIM. La madrugada de ayer, 300 elementos de la Guardia Nacional desalojaron a los ejidatarios del plantón para terminar con el proyecto. Cabe recordar que uno de los principales impactos que tienen las termoeléctricas es la emisión de contaminantes atmosféricos. En cuanto al agua, que se utiliza en las centrales termoeléctricas para sus procesos de enfriamiento, una vez regresado al río, presenta un aumento de 11 a 14 °C generándose así contaminación térmica, que genera disminución de fertilidad de peces, además que impregnan el agua de enfriamiento con cloro así como otras sustancias químicas tóxicas.

Un acueducto contra los campos de Ayala. Más información: ¿Qué con las termoeléctricas y su uso del agua? Contexto: Desaloja la Guardia Nacional plantón en Ayala, pese a amparos contra termoeléctrica de Huexca. Foto: desinformémonos