La Minuta

Alternativas educativas comunitarias en el pueblo Ikoots. Ndok tarrüy

Por más de quinientos años, el pueblo Ikoots de San Mateo del Mar ha tenido una educación propia o una educación comunitaria, desde nuestra práctica social y cultural, consideramos la cosmovisión que encierra ser un pueblo mareño de mujeres y hombres con historia ancestral, prácticas cotidianas y elementos fundamentales que nos identifican como pueblo originario. La educación del pueblo surge de la necesidad comunitaria y social en la población, de educar en libertad de pensamiento y ser, con respeto a la cosmovisión de los ancestros Ikoots, desde el enfoque del buen vivir en comunalidad, donde parte fundamental es la formación de ciudadanas y ciudadanos críticos, reflexivos capaces de enfrentar retos de la vida cotidiana en comunidad, que sugiere a los seres humanos cuestionar y desafiar la dominación, la colonización, las creencias y las prácticas que las generan. La educación propia pone énfasis en los conocimientos comunitarios, en una transversalidad de saberes, de las costumbres y tradiciones vivenciales que se reflejan en el día a día de la gente, en actividades como la siembra, la elaboración de arte popular, la agricultura, el tejido en telar de cintura, el proceso de elección de autoridades, las fiestas y la ofrenda a las deidades y elementos de la naturaleza sagrados para la armonía en total comunidad. En la educación comunitaria se pone en práctica una educación que parte del conocimiento de las y los alumnos, es decir: material, herramienta de trabajo, elemento natural y social con el que se socializa desde su nacimiento hasta la edad en la que se encuentra.

Leer testimonio completo de Juan Bernardo Valdivieso Hernández, profesor comunitario de San Mateo del Mar. Más información de la campaña: Alternativas comunitarias en defensa de los territorios en Oaxaca. Sembrando dignidad, reivindicamos lo común