La Minuta

Vicente Suástegui, un secuestro de la lucha por el agua y la vida

En el mitin político-cultural el sábado pasado en Acapulco, Guerrero, Marco Antonio Suástegui, vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (CECOP) y hermano del desaparecido Vicente, insistió: “Tenemos que encontrar a mi hermano con vida. Hemos caminado lugares tenebrosos, pero tenemos que sacar a mi hermano de las tinieblas para traerlo a la luz. Las autoridades nos están dando largas, quieren hacer lo mismo que han hecho toda la vida, como quisieron hacer con los 43 desaparecidos de Ayotzinapa. No lo vamos a permitir, vamos a redoblar la búsqueda para encontrarlo. Sabemos que está vivo, pero debemos darnos prisa antes de que le hagan más daño”. Vicente Suástegui Muñoz fue golpeado y subido a un vehículo por personas armadas la noche del 5 de agosto. Familiares, activistas y organizaciones de derechos humanos emprendieron la búsqueda desde entonces, presionando también a las autoridades para dar con su paradero. Con palas y picos los familiares empezaron la búsqueda de Vicente por los lugares más peligrosos de Acapulco, donde se han reportado asesinatos y presencia de grupos de la delincuencia. Han realizado marchas, concentraciones, pronunciamientos y han emplazado a los gobiernos estatal y federal a agilizar las investigaciones. Fue hasta nueve días después del secuestro que las autoridades se unieron a la búsqueda. Pero nada se sabe hasta hoy. “El secuestro de Vicente es el intento del secuestro de una lucha”, afirma Gloria Muñoz Ramírez en su columna “Los de abajo”. Mientras, la FGE informó de la detención de un probable responsable de la desaparición, y hay varios ordenes de aprehensión.

“Vicente vive, pero tenemos que sacarlo de las tinieblas”, Celeridad en la búsqueda de Vicente Suástegui, exige el Cecop a la fiscalía de Guerrero y Los de abajo. Contexto: Exigen ONGs y diputados federales presentación de Vicente Suástegui, desaparecido hace dos semanas en Acapulco