La Minuta

Un año exigiendo justicia para Fidel Heras Cruz, defensor comunitario de Paso de la Reyna (Video)

Un año después de su asesinato, recordamos la lucha de Fidel Heras Cruz, presidente del Comisariado Ejidal de Paso de la Reina y defensor del Río Verde en Oaxaca. Ayer 23 de enero se cumplió un año del brutal asesinato de Fidel Heras Cruz, y aún no hay ni la mínima señal de justicia. Pero su lucha sigue adelante, como da cuenta el nuevo documental “Paso de la Reyna: Más de una década en Defensa del Río Verde”, producido por la organización internacional “Derechos de los Pueblos Indígenas Internacional” (IPRI, por sus siglas en inglés) en colaboración con Educa.

El 4 de diciembre pasado, el Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde (Copudever), al que pertenecía, hizo pública exigencia al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de cancelación definitiva de los proyectos hidroeléctricos “Paso de la Reina” y “Río Verde” en dicha zona, donde los pueblos chatino, mixteco, afro oaxaqueño y mestizo han expresado desde el año 2007 su rechazo a la construcción de tales presas y defendido y resguardado el río Verde; han emprendido, asimismo, los medios de defensa por vías pacíficas, administrativas y legales para que se respeten sus modos de vida y su territorio.

Entre enero y marzo del 2021 fueron asesinados cinco pobladores de Paso de la Reina. Todo indica que los mataron por defender los bienes naturales de su comunidad y por oponerse a la explotación de material pétreo del río Verde.

Después de un año de este primer crimen en Paso de la Reina, no se observa voluntad política, ni del gobernador Murat, ni de las autoridades de justicia. Y no hay constancia oficial de la Administración AMLO de cancelación definitiva de los proyectos hidroeléctricos “Paso de la Reina” y “Río Verde”, como exigen los pueblos, afirma Julio César Ramírez en su artículo publicado en el Siglo de Torreón.

Un año sin justicia para Fidel Heras Cruz, por Julio César Ramírez. Ver video del IPRI: Paso de la Reyna: Más de una década en Defensa del Río Verde