La Minuta

Tras espionaje por parte de SEDENA, exigen respeto para las y los defensores de Guerrero

La Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) monitorea actividades de dirigentes de organizaciones sociales de Guerrero, así como de los padres y madres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos y de su abogado Vidulfo Rosales Sierra, y los informantes las reportan a sus mandos.

De acuerdo con la base de correos obtenida por los hacktivistas Guacamaya, el Ejército liga a actividades ilicitas a las organizaciones sociales como el Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa la Parota (CECOP), el Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Sespeg), así como la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg).

Las conclusiones del análisis elaborado por el Ejército, mencionan que las tres organizaciones son un desafío a la estabilidad de la entidad. Sin embargo, “no representa un riesgo que afecta el bienestar ciudadano”.

Desde el Centro Regional de Defensa de Derechos Humanos, José Ma. Morelos y Pavón, manifestaron su “apoyo y solidaridad al abogado defensor de derechos humanos y hermano de lucha Vidulfo Rosales Sierra”, quién sostiene que lo hacen vulnerable frente a los recientes acontecimientos del litigio por la verdad en el caso Ayotzinapa y los 43 estudiantes desaparecidos.

Reiteran que los defensores y periodistas “son incómodos para el régimen de la 4t y estos señalamientos de la Inteligencia Militar en contra del compañero VIDULFO, nos dan la razón, por lo cual hacemos responsable de cualquier cosa que le suceda al Presidente Andrés Manuel López Obrador, al Ejército, al Gobierno del Estado de Guerrero”.

Centro Morelos: Todos somos Vidulfo. Espionaje documentado en Silla Rota: Guacamaya Leaks: Sedena vincula a Vidulfo Rosales con secuestros y extorsiones. Ilustración: Tlachinollan.