La Minuta

Saqueo, contaminación y expansión inmobiliaria amenaza el arribo de tortugas en costas oaxaqueñas

Hoy en día en las costas oaxaqueñas se vive una lucha para la conservación comunitaria de las tortugas golfinas, cada año arriban a las cotas oaxaqueñas, miles de tortugas golfinas que tapizan la Playa de Escobilla, Oaxaca a lo largo de 10 kilómetros, por ello esta playa se ha considerado el santuario Tortuguero más grande del mundo.

Los números oficiales dicen que desovan aproximadamente entre 90 y hasta 200 huevos, el seguimiento y monitoreo está a cargo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la vigilancia de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Marina; la preservación y cuidado es comunitaria, porque la sociedad civil contribuye, especialmente las mujeres a través del Programa de Protección y Restauración de Ecosistemas y Especies Prioritarias (Prorest), al igual que la asociación civil Costa Salvaje, y voluntarios. Escribe Diana Manzo en su reportaje.

Sin embargo el santuario se encuentra amenazado ante problemáticas como la contaminación, el cambio climático, pero especialmente el saqueo de huevos para consumo humano, que es común en la zona centro del Istmo de Tehuantepec. Otra problemática que se añade a esta lista es la expansión masiva de inmobiliarias en la zona, debido a que muy cerca del santuario se ofertan terrenos para casa-habitación que presumen de tener a las tortugas como espectáculo y no como un acto de cuidado y vida.

En el reportaje de Diana Manzo, Guillermo González Padilla, encargado del Tortuguero, reconoció que es necesario redoblar esfuerzos, además de la adquisición de más motonetas que puedan abarcar lo ancho y largo de la playa. Lee la nota completa en el link de abajo, donde además se muestra material audiovisual de las tortugas que van llegando en esta temporada.

Nota de Diana Manzo: Santuario de tortugas “Playa de Escobilla”, una lucha de conservación comunitaria Contexto: Costa Oaxaqueña refugio de Tortugas Golfinas para desovar Foto: Diario Marca