La Minuta

Radio Huayacocotla, pionera de la radiodifusión indígena en México, cumple 57 años

La estación comunitaria Radio Huayacocotla, “La Voz Campesina”, cumple 57 años. Desde sus micrófonos resuena la lengua y la cultura de los pueblos náhuatl, tepehua, otomí y mestizos de la sierra, y de la Huasteca de Veracruz, Hidalgo, Puebla y San Luis Potosí.

Radio Huayacocotla nació como escuela radiofónica y comenzó sus transmisiones el 15 de agosto de 1965, con el propósito de alfabetizar a distancia a través de la radio, por lo que es considerada “la abuela de las radios comunitarias indígenas” en México. No ha sido un camino fácil porque, durante 30 años, los gobiernos negaron a las comunidades el permiso legal para transmitir en la frecuencia adecuada y, durante ese tiempo, sólo Radio Huayacocotla mantuvo un permiso de transmisión acotado a la onda corta de baja potencia, junto con su gemela Radio Teocelo, al sur de Xalapa, con 500 watts en AM.

La radio cultural popular nunca estuvo en los proyectos de los gobiernos del siglo XX, mucho menos la radio comunitaria indígena independiente. Radio Educación subsistió como radio pública, prácticamente única, en su frecuencia de 1060 kilohertz, además de las 17 radios indigenistas de potencia limitada, bajo la tutela del entonces Instituto Nacional Indigenista (INI).

En contraste, la radio comercial creció exponencialmente y cubrió todo el país con más de 2 mil emisoras, cada vez más agrupadas en consorcios monopólicos. México se convirtió en la nación más atrasada de América Latina en radio popular y cultural no comercial. Texto de Alfredo Zepeda González SJ, coordinador de Radio Huayacocotla.

Artículo de opinión del padre jesuita Alfredo Zepeda González, en La Jornada: Radio Huayacocotla Entrevista en El Universal con Raúl Trejo Delabre “El actual gobierno olvida a la radio pública”: Trejo Delarbre. Experiencia de Luis García Bautista, comunero y miembro de una radio comunitaria, en Cepiadet: LAS RADIOS COMUNITARIAS UNA HERRAMIENTA PARA RESISTIR, DIFUNDIR Y FORTALECER LAS INSTITUCIONES COMUNITARIAS. Foto: La Voz Campesina.