La Minuta

Preservan su lengua desde el preescolar en San Mateo del Mar

Sentados en petates y sillitas, los niños del tercer grado del preescolar Vicente Guerrero, en San Mateo del Mar, tratan de escuchar a la maestra Beatriz Gutiérrez, quien busca en todo momento tener su atención. La labor es casi imposible porque bajo la explanada techada, a medio metro, niños de otro grupo también reciben clases. Así ha sido desde hace dos años, porque la empresa encargada de la reconstrucción tras el sismo de septiembre de 2017 tiene abandonados los trabajos por falta de pago. A dos metros más, otros niños están dentro de una aula en obra negra, sin puerta ni ventanas. Enfrente, el segundo grado está en un salón de bambú y lodo, construido por la organización Centro de Apoyo al Movimiento Popular Oaxaqueño (Campo) con el tequio de padres de familia. Pese a esta situación, nadie se desanima de continuar con el proyecto educativo que impulsan desde hace 45 años: educar en lengua ombeayiüts (nuestra voz), la lengua madre del pueblo ikoots. El preescolar forma parte del Plan Piloto de la Coalición de Maestros y Promotores Indígenas de Oaxaca, dependiente de la Dirección de Educación Indígena del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), que no es más que un grupo de entusiastas maestros indígenas de preescolar y primaria que participan en la aplicación de proyectos de formación docente y programas bilingües. “Nosotros seguimos los objetivos del Movimiento Pedagógico con los saberes comunitarios que proponemos sean incorporados como contenidos de aprendizajes, teniendo como enfoque principal la comunidad”, dice la profesora Beatriz Gutiérrez. “Hemos avanzado para vencer la resistencia de maestros y padres al uso de las lenguas y desprecio a la cultura propia”.

Leer: Con materiales didácticos, maestros salvan la lengua ombeayiüts de San Mateo del Mar. Contexto: Beatriz Gutiérrez, maestra Ikoots, explica su defensa del territorio (Audio).