La Minuta

Para resistir faenas inhumanas, jornaleros son inducidos al consumo de metanfetaminas

Detrás del auge en algunas actividades del campo mexicano, un sector que presume haber resistido al impacto de la pandemia de Covid-19, hay una mancha indeleble: el consumo de metanfetaminas, específicamente del cristal. Se trata de una droga dura a la cual recurren jornaleros para resistir sus extenuantes tareas, misma que, de acuerdo con diversos testimonios, es proporcionada por los mismos contratistas. El epicentro del problema, revelaron, se encuentra en Oaxaca y Michoacán, pero también se extiende al norte del país, en el Valle del Yaqui. El primero, es un estado exportador de mano de obra; ahí se dan cita contratistas que llevan a personas a otras entidades del país a trabajar en el campo, principalmente a los del norte, como Sonora y Sinaloa; en tanto, el segundo es el mayor productor de aguacate, una de las principales agroexportaciones. Dichos trabajadores, reveló a La Jornada una fuente de la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas y Autónomas (Unorca), que por seguridad pidió no ser citada por su nombre, se enfrentan a inhumanas jornadas laborales en las que sus ingresos dependen de qué tantas horas estén activos, una situación que los ha orillado a consumir sustancias ilegales como el cristal, una droga barata que ofrece una sensación de euforia y vigor.

Leer todo el reportaje de Braulio Carbajal: Cristal, el lado oscuro del auge agrícola. Más información: Aumenta uso de ‘cristal’ entre jornaleros agrícolas del sur de Sonora e Impera drogadicción en campos agrícolas. Foto: Informe: Violación de derechos de las y los jornaleros agrícolas en México. Contexto: La agroindustria y la violación de derechos de jornaleros (Informes)