La Minuta

Panamá sigue en las calles y en la mesa del diálogo, exigiendo soluciones ante crisis socioeconómica

Dirigentes magisteriales y sindicales alcanzaron en negociaciones con el gobierno panameño un consenso para reducir y controlar el precio de más de 70 productos de la canasta básica en una mesa de diálogo que intenta poner fin a las mayores protestas en años generadas por el alto costo de la vida.

Sin embargo, las agrupaciones sociales y las autoridades no lograron pactar en otros puntos que tienen que ver con regulaciones para el tope de utilidad de las empresas en la cadena de comercialización y otro relativo a las instancias estatales de regulación de precios.

El tema de la canasta básica es el primero de ocho temas prioritarios a discutirse en el diálogo que comenzó la semana pasada. “El pueblo está poniendo orden, somos un instrumento para reivindicar lo que el gobierno se ve obligado a hacer por la presión”, declaró Saúl Méndez, líder del poderoso sindicato de la industria de la construcción y representante de la Alianza Pueblo Unido por la Vida, una de las tres organizaciones que negocian con el gobierno.

El gobierno del presidente Laurentino Cortizo ya congeló el precio de la gasolina a una cifra tope de 3.25 dólares el galón, pero la medida no ha calmado el descontento en las calles, por lo que se mantienen los bloqueos carreteros a lo largo del país, como ha sido en la cinta costera de la ciudad capital exigiendo un alto a la corrupción, a las estrategias de enriquecimiento acelerado de los miembros de los partidos políticos y del gobierno.

Cobertura de Radio Temblor: Diálogo con arroz y tuna… Una realidad insoslayable y Panamá sigue en las calles y en la mesa del diálogo exigiendo al gobierno soluciones reales. Más información: Primeros pasos en Panamá para contener la carestía. Las causas estructurales del estallido social, por Olmedo Beluche. Foto: La Prensa Panamá. Contexto: Una semana de huelga general en Panamá por alto costo de vida y desigualdad (Video)