La Minuta

Otorgan a comunidades zapotecas suspensión de proyecto eólico en el Istmo

En un triunfo histórico para los comuneros de Juchitán, Oaxaca, un tribunal colegiado reconoció a un grupo de ellos su interés legítimo para la defensa del territorio, luego de que desde la década de los 70, en el contexto de la desaparición forzada de Victor Yodo por parte de soldados del ejército méxicano, carecen de representantes y quedaron vulnerables para defender sus bienes. Obtuvieron de un tribunal colegiado una suspensión de plano en contra de parques eólicos en Unión Hidalgo y la Ventosa, con lo cual la situación se queda como ésta en tanto sigue el proceso legal. Esto informaron en conferencia de prensa virtual Bettina Cruz, integrante de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio y Carlos González abogado del Congreso Nacional Indígena. Precisaron que luego de que un juzgado de distrito rechazó el amparo interpuesto por representantes de la Comunidad Agraria de Juchitán contra la empresa francesa Electricité de France (EDF) y su parque eólico “Gunna Sicarú”, ubicado en Unión Hidalgo, acudieron a un tribunal colegiado. Carlos González indicó que se habían solicitado amparos que fueron negados sistemáticamente por el juzgado sexto de distrito, por lo que se acudió a un tribunal colegiado y éste determinó que los comuneros tenían la legitimación para defender los intereses colectivos de la comunidad, la cual carece de representación comunal. “Les da la capacidad para defender a la comunidad en su conjunto, les reconoce un interés legítimo como comuneros para defender la totalidad de las tierras, contra un parque eólico en Unión Hidalgo y La Ventosa”, agregó.

Boletín: TRIBUNAL COLEGIADO DE OAXACA, DEL DÉCIMO TERCER CIRCUITO, OTORGA SUSPENSIÓN DE PLANO DEL PARQUE EOLICO GUNAA SICARÚ A LA COMUNIDAD AGRARIA INDÍGENA DE JUCHITÁN DE ZARAGOZA, OAXACA. Más información: Comuneros de Juchitán ganan suspensión contra parques eólicos. Contexto: El Palmar de Unión Hidalgo y la cestería peligran por parques eólicos