La Minuta

Otomíes denuncian agresiones por defender el agua en Santiago Mexquititlán, Querétaro

Integrantes de la comunidad otomí de Santiago Mexquititlán, municipio de Amealco, Querétaro, expusieron que han sido víctimas de agresiones e intimidación por parte de autoridades municipales, a más de un mes de que tomaran el pozo de agua para impedir el saqueo de empresas privadas. Sara Hernández, integrante de la comunidad, denunció en conferencia de prensa desde la toma del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) este miércoles, distintos hechos de violencia hacia la comunidad cometidos por parte de autoridades, tales como amenazas de muerte, fabricación de delitos, presencia de grupos de choque, así como balaceras en distintos lugares de la comunidad y, aseguró que son “herramientas de persecución política e intimidación”, además de una falta de disposición al diálogo para resolver el conflicto. Durante la conferencia, Hernández señaló que la escasez de agua y los cobros elevados continúan desde hace tres meses, lo que calificó como violaciones a su derecho a la salud, la vida y la sobrevivencia. Aseguró que no hay respuestas por parte de las autoridades para resolver la problemática de la escasez y saqueo de agua. Cabe recordar que desde el 31 de marzo, los habitantes de Santiago Mexquititlán se instalaron en un campamento alrededor del pozo para administrar el agua y evitar que pipas se la llevaran mientras escaseaba en la comunidad. Para la gente del pueblo, la escasez de agua no es se debe solo a la mala infraestructura pluvial, sino al “saqueo” que empresas privadas han hecho del líquido con el amparo de la CEA. Ahora, grupos ligados a actuales candidatos panistas en el municipio de Amealco han orquestado las amenazas en contra de estas defensoras comunitarias.

Otomíes denuncian agresiones de autoridades por defender el agua en Santiago Mexquititlán. Más información: Defensoras comunitarias en Santiago Mexquititlán denuncian amenazas de grupos ligados a políticos y Santiago Mexquititlán: un mes en defensa de su pozo