La Minuta

Murat: la marca de la impunidad

Alejandro Murat Hinojosa, actual gobernador del Estado de Oaxaca, protestó hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, confirmando que si eso no llegara a pasar la Nación y el Estado podrían demandárselo, quedando muy lejos su protesta al no honrar su palabra ni cumplir con su responsabilidad, afirma  la periodista Soledad Jarquín Edgar, en su artículo para la revista El Topil.

Quienes pagan esta falta de compromiso es la sociedad en general, específicamente miles de víctimas que sobreviven a esas violencias marcadas con secuelas físicas y emocionales. Ello debido al hilo conductor que predomina en el sistema no natural del patriarcado.

La violencia contra las mujeres está elevándose, ello porque las mujeres tienen presencia en los ámbitos público y político, debido a esto existe un planteamiento que sustenta que la raíz de la violencia feminicida y el feminicidio ocurren porque los hombres han sido desplazados como “únicos proveedores financieros”.

Las mujeres han sido marcadas por el hecho de ser objetos no sujetos, dejando así marcas de impunidad, ahondando en el ámbito de violencia contra las mujeres existe una atención ilimitada, ineficaz e ineficiente, logrando Consorcio Oaxaca documentar que existe una simulación en materia de investigación del feminicidio y de política pública de género.

Con estos y otros datos Murat está cerrando una gubernatura caracterizada por la corrupción que garantiza el no acceso a la justicia para las víctimas y la impunidad a los perpetradores, reitera Jarquín Edgar.

Articulo “Murat: la marca de la impunidad” en El Topil 46: La violencia como mecanismo del poder

El Topil 46.- La violencia como mecanismo del poder