La Minuta

Muerte del preso indígena Nicasio Zaragoza Quintana en el Istmo, producto de negligencia y falta de atención, denuncian

La Coordinación para la Libertad de Defensores de Derechos Humanos Criminalizadas en Oaxaca, expresa su “más enérgica condena por las condiciones carcelarias que prevalecen en los reclusorios del estado de Oaxaca” y denuncia que el reciente deceso del defensor de DH Nicasio Zaragoza Quintana, preso en el reclusorio de Santo Domingo Tehuantepec, “ha sido producto de la negligencia y falta de acciones de las autoridades penitenciarias”. Nicasio Zaragoza Quintana, indígena zapoteco que luchó por la organización de los pueblos para recuperar la organización comunitaria para expulsar a los caciques y acaparadores de café en las comunidades de Santiago Lachiguiri, Santa María Guienagati y Guevea de Humbolt, donde participó en la Unión de Comunidades Indígenas de la Región del Istmo (UCIRI), por su participación política en este movimiento fue preso desde el 7 de febrero de 2003 y sentenciado a 80 años de prisión en un proceso penal que estaba en curso de ser repuesto por las violaciones procesales que contenía, al día de su fallecimiento contaba ya con 67 años de edad. El día 3 de julio, Nicasio “falleció sin que se tenga certeza de las causas de dicho fallecimiento, pues las autoridades penitenciarias en ningún momento se comunicaron con la familia para notificar el estado de salud del recluso, no mostraron nada que diera certeza a la familia de la atención que haya recibido o de exámenes de laboratorio o historial médico que aportaran información clara sobre el deceso”, denuncia la Coordinación. Nicasio Zaragoza Quintana era uno de los cuatro presos de Guevea de Humbold, todos integrantes de UCIRI, acusados de haber asesinado al cacique priista Heriberto Orozco Ramos, ex presidente de este municipio, crímen cometido el 30 de diciembre de 1999.

Boletín: Denunciamos la muerte del defensor de derechos humanos Nicasio Zaragoza Quintana en el Cereso de Santo Domingo Tehuantepec. Más información: Testimonio de Nicasio Saragoza Quintana y Presos de conciencia de Guichicovi