La Minuta

Mario Casarrubias, preso por la desaparición de los 43 de Ayotzinapa, muere de COVID-19

Han transcurrido 82 meses sin saber el paradero de 43 normalistas de Ayotzinapa. Y el domingo pasado murió por COVID-19 Mario Casarrubias, líder del cártel Guerreros Unidos, vinculado a la desaparición de los estudiantes y preso en en el Centro Federal de Readaptación Social 1 “El Altiplano”, en Almoloya de Juárez, Estado de México. El hoy fallecido era hermano de Sidronio Casarrubias, líder de Guerros Unidos, grupo ligado a la desaparición de los estudiantes en Iguala en 2014. Mario fue detenido en 2014 y en 2017 recibió sentencia condenatoria der 10 años de prisión y 200 días de multa por los delitos de portación de arma de fuego, contra la salud y posesión de cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas. El esclarecimiento de los hechos de 2014 ha sido una de las prioridades del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, aunque el presidente reconoció la semana pasada que revelar la verdad y hacer justicia en el caso Ayotzinapa está entre los mayores pendientes de su Administración. Además de la búsqueda de los estudiantes, el actual Gobierno persigue a los responsables de la investigación de la anterior Administración, que estuvo liderada por Tomás Zerón, actualmente prófugo en Israel.

Muere de Covid Mario Casarrubias Salgado, ligado al caso Ayotzinapa. Más información: Guerrero: La defensa de derechos humanos y la libertad de expresión en México en contexto de COVID-19. Foto: Mitin en el antimonumento, 26 de julio de 2021. Contexto: Ejecutan a ex comandante de Iguala; nunca fue investigado por caso Ayotzinapa