La Minuta

Los parques eólicos “cercan” a Unión Hidalgo, Oaxaca

La voraz construcción de parques eólicos amenaza con “cercar” a un municipio oaxaqueño. Además de producir ruido y contaminación, los aerogeneradores de energía eléctrica han arrebatado a Unión Hidalgo la posibilidad de crecer. En este panorama, una demanda interpuesta en Francia busca darle un respiro a Ranchu Gubiña, como lo llaman los locales. En 2011, Desarrollos Eólicos Mexicanos (Demex) —filial de la española Renovalia Reserve— llego y plantó los primeros “ventiladores” del proyecto Piedra Larga, a menos de un kilómetro de Unión Hidalgo; lo hizo sin consultar o informar a los pobladores. Además de cambios en la vida cotidiana, como el ruido y la contaminación, hay más problemas en puerta. De materializarse dos proyectos eólicos adicionales a Piedra Larga —uno de ellos desarrollado por la compañía Electricité de France—, la comunidad acabará encerrada. Los zapotecas del Istmo se denominan a sí mismos Binni Záa, que significa “gente de las nubes”. Así, el pueblo defensor del viento ha iniciado una batalla legal en Francia con el propósito de poner un alto a estos megaproyectos y los dejen respirar. En 2020 el gobierno municipal de Unión de Hidalgo y la Secretaría de Energía (Sener) planearon una consulta, pero se suspendió por la pandemia. Eso permitió que los unidalguenses se organizaran con otras comunidades oaxaqueñas que resisten contra los parques eólicos: Álvaro Obregón, La Ventosa, San Dionisio del Mar y San Mateo del Mar.

Leer todo el reportaje de Javier Hernández Alpízar: Los parques eólicos en Oaxaca asfixian a comunidad zapoteca y Frente a abusos globales, luchas globales: Unión Hidalgo contra EDF, por Eugenio Fernández Vázquez. Foto: TERCERO DÍAZ /CUARTOSCURO.COM. Contexto: Defensores de Unión Hidalgo contradicen a Murat, consulta de proyecto eólico no ha concluido (Video)