La Minuta

Levanta la voz la generación sin casa contra el cartel inmobiliario en CDMX

Cansados de ver una casa propia como un sueño lejano, de vivir con roomies, de que les pidan las perlas de la virgen para rentar un cuarto, de que el alza a las rentas los expulse de una colonia a otra, de no poder vivir, unas trescientas personas entre sus 20 y 30 años cerraron por dos horas los cruces de Amores y San Lorenzo, justo frente a las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del gobierno capitalino.

Las quejas de una generación menospreciada por no poder comprar una casa dejaron las redes sociales y tomaron las calles. La convocatoria fue difundida principalmente por Instagram, Tik Tok y Twitter. Sus autores: una cuenta dedicada a denunciar las brechas sociales llamada Gatitos contra la desigualdad. 

La marcha sucedió en la colonia Del Valle, en la alcaldía Benito Juárez donde recientemente fue denunciada una red que conforma el llamado “cartel inmobiliario”, y donde el precio de un departamento de dos recámaras y unos 70 metros cuadrados no baja de los 2.5 millones de pesos, cifra que muchos de los que acuden a la marcha tardarían un siglo en pagar si pudieran tener acceso a un crédito hipotecario. Sin embargo, este no es un problema exclusivo de Ciudad de México, se repite a lo largo y ancho de las grandes ciudades de México y del mundo.

“Lo que ocurre de Tijuana a Chetumal se debe a una política que se centró en darnos créditos a través de dos instituciones, Fovissste e Infonavit. Se creyó que con créditos se iba a fomentar la vivienda, pero eso no es más que una política inmobiliaria. Este es un problema nacional”, dijo Carla Escoffié, abogada especializada en vivienda. Texto de Arturo Contreras.

¡No más gente sin viviendas! El clamor de la generación sin casa – Pie de Página Opinión de Máximo Ernesto Jaramillo Molina Protestar por el derecho a la vivienda en Ciudad de México (animalpolitico.com) Gatitos contra la Desigualdad (@gatitoscontraladesigualdad) • Fotos y videos de Instagram Foto Eréndira Aquino