La Minuta

Las madres y padres de Ayotzinapa siembran esperanza contra la impunidad (Videos)

By 26 septiembre, 2019 Sin Comentarios Etiquetas:

Más de 30 padres de familia han forjado su vida sembrando maíz, frijol y calabaza en las faldas de los cerros. En los pasados cinco años han tenido que sortear su vida trabajando medio tiempo en su labor, para concentrarse en la búsqueda de sus 43 hijos, narra Abel Barrera Hernández, del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan. La irrupción de las madres y padres, que dejaron parcelas y hogares en las comunidades pobres de Guerrero, Oaxaca y Tlaxcala, de nueva cuenta nos han mostrado el rostro olvidado de México. Desde el sur nace la esperanza. Han sido forjadores de una ética comunitaria, donde no cabe en primer término el yo, sino el nosotros; el uno o el dos, sino los 43. Han tenido la fuerza y el valor para encarar a un poder impune, para desafiar a un aparato burocrático coludido con el crimen organizado. Su entrega total nos ha interpelado a quienes vivimos instalados en la indiferencia y el egoísmo. Son un ejemplo de tenacidad, de intrepidez, valentía e integridad en la lucha. Sin pretenderlo ni planearlo, las madres y padres de los 43 normalistas son ahora sembradores de esperanza. Desde el campo han forjado una nueva cultura centrada en la dignidad de las personas y los derechos humanos. Han adquirido una gran autoridad moral, al grado que sus diálogos con el presidente Andrés Manuel López Obrador se han centrado en lo que más duele a México: en alcanzar la verdad y la justicia para los desaparecidos.

Leer toda la reflexión: Sembradores de maíz y de esperanza. Leer también: “Se les hizo fácil decirnos mentiras y construir su versión oficial, pero para nosotros nunca existió”: padres de los 43. Ver el testimonio de Aristeo Gonzáles, padre de los normalistas desaparecidos, José Luis González Parral y Dorian González Parral (2:05 min.). Ver: Lectura de testimonios de familiares de los normalistas desaparecidos (1:45 min.). Ver: Yo con la verdad (1:04 min.). Foto: Tlachinollan.