La Minuta

La Minuta Especial: “Recuento del IX Encuentro de defensoras y defensores comunitarios de los pueblos de Oaxaca”

By 10 diciembre, 2021 febrero 16th, 2022 Sin Comentarios Etiquetas: , , ,

Llegamos a Oaxaca a las seis de la mañana, tras unas horas de viaje, la urban nos esperaba en la terminal, tras los saludos, emprendimos el viaje sobre la carretera rumbo al Istmo, después del desayuno en San José de Gracia, un bloqueo nos detuvo, una de las agencias de San Juan Lajarcia exigía el presupuesto correspondiente para su comunidad. Tras algunas horas bajo el calor de la mañana, logramos continuar nuestro largo viaje. Un breve descanso en Tehuantepec para recoger a más compañeras y compañeros, la urban se enfiló sobre la autopista hasta Matías Romero.  A esa hora, las y los compañeros que habían salido desde la Costa mucho más temprano que nosotros, ya habían comido y recorrían con ánimo las instalaciones que nos albergarían esos días. Por la noche, después del café y la abundante cena, dispusimos petates y bolsas de dormir para reposar el cansancio del viaje, soltar las amarras del cuerpo y recuperar energías para las actividades del día siguiente.

A la mañana siguiente, con la neblina abrazando los árboles de cedro, la caobilla, el guayacán y el encino, ofrendamos flores, velas, copal, pan, plátanos, dulce de coco, limones y jamaica de la Costa, mezcal, pan elaborado por las mujeres del bajo mixe, recordamos a los compañeros que ya no nos acompañan en este plano pero cuya energía es la luz que nos guía, agradecimos por la posibilidad de compartir ese momento en medio del silencio sagrado de los árboles que rodean la ceiba que resguarda la memoria, sobre la cual instauramos un círculo, que significa principio y fin de muchas cosas. Después del desayuno y de re-conocernos durante dos intensos días de actividades, compañeras y compañeros de las organizaciones y comunidades de las regiones de Oaxaca, compartimos dolores, preocupaciones y, sobre todo, el aprendizaje en colectivo y la esperanza.

Para el sábado, nos dispersamos en pequeños grupos, algunos enfilaron hacia la montaña lugar sagrado de la comunidad, santuario de árboles y aves que despuntan su vuelo sobre la madrugada.  Otros más dirigieron sus pasos hacia el río Ayuuk, consuelo de peces y nutrias que se esconden entre las pozas que forman las rocas, la aparente tranquilidad de la corriente arrastra las hojas que la claridad permite apreciar. La posibilidad de recorrer este territorio ancestral nos recuerda la máxima que dicta la importancia de reconocer el territorio para amarlo y defenderlo.

Después de remojar nuestro cansancio en el río, atravesamos la comunidad para llegar a la explanada junto al palacio municipal donde ya se congrega la fiesta entre los puestos de comida y productos traídos desde las comunidades, así la gente de la comunidad encuentra desde las blusas y los huipiles de Tlahuitoltepec y los telares Ikoots hechos por mujeres de San Mateo del Mar, hasta los productos que elaboran en diferentes comunidades de la Costa, como Tututepec, San Vicente, Jocotepec. Así, entre la miel, el café, el mezcal, las tinturas de plantas medicinales, las tostadas y los vistosos tonos de morado de los enredos mixtecos de Pinotepa de Don Luis, compartimos la verbena. Las y los estudiantes de Comunicación del Instituto Intercultural Ayuuk ofrecen tostadas de minilla, chicharrones, aguas frescas y postres, todo con la finalidad de recaudar fondos para poder participar en festivales con los cortometrajes que han realizado durante sus clases.

La explanada bulle de gente que se pasea entre los puestos para después acomodarse en las sillas que se han dispuesto. A las seis de la tarde, con el sonido de las campanas de fondo, mientras las niñas y los niños juegan sobre el patio frente a la agencia municipal y las bicicletas van y vienen sobre el camino, las autoridades de la comunidad, el director del ISIA y la compañera Rita como parte de la REDECOM, dan la bienvenida al Noveno Encuentro de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca.

Después, la presentación de la Memoria Histórica del COPUDEVER, Irma Manuel Rosas, Edilberto Cardoso, Angélica Castro y Leonor Díaz, integrante del COPUDEVER compartieron su palabra en torno a la memoria de la defensa que las comunidades de la Costa han emprendido desde hace años por el río Verde. En Ayuuk, la compañera Irma y el compañero Edilberto, parte del cuerpo docente del Instituto Superior Intercultural Ayuuk, comparten desde la palabra florida, lenguaje de la montaña, la importancia de preservar la vida y la memoria. “¿Qué es aquello de lo que nos hemos desprendido? “La desposesión está sucediendo porque nuestra identidad ha sido suprimida” son las reflexiones que Irma comparte con la audiencia y ahonda en la importancia de recuperar la memoria histórica a través de la oralidad. La compañera Angélica hace un recuento de la historia de los encuentros de Defensoras y Defensores y la entrañable Leo, nos comparte, desde su voz quebrada por la emoción y la impotencia, que ya son once meses del asesinato de Fidel Heras, autoridad de Bienes Comunales que fue asesinado en Paso de la Reyna, además de otros cuatro compañeros en lo que va del año. “once meses sin Fidel, once meses sin justicia” son las palabras que hacen eco en el sonido local y en nuestros corazones estrujados. “No necesitamos que nos digan que realizar, nosotros vivimos ahí, nuestros compañeros ya no están, pero lo que ellos querían, por lo que ellos lucharon, se va a lograr con nuestra lucha y nuestro esfuerzo”. Al final, la consigna sobre la que se vuelcan las voces en coro “Ríos para la vida, no para la muerte”.

Como parte de este emotivo encuentro, el primero que se realiza de manera presencial después de la pandemia, se presentaron los trabajos que las y los estudiantes de la licenciatura en Comunicación del ISIA, así, pudimos observar en la pantalla, la visión de las y los jóvenes que, desde su lengua materna y su cultura, cuentan cómo han enfrentado la pandemia desde la comunidad y la importancia de la siembra y la cosecha para fortalecer la soberanía alimentaria. Reflejan desde el lenguaje poético y las metáforas visuales, la violencia que atraviesa a las mujeres, recuperan parte de la tradición oral de la comunidad en el poema al Padre Konk Oy. Así, desde estos pequeños espacios audiovisuales, constatamos con alegría, que las preocupaciones de estas muchachas y muchachos se centran también en la recuperación y la revitalización de sus espacios cotidianos desde su cultura. También es visible el trabajo constante de las y los profesores que, desde el compromiso social y académico, alimentan a estas muchachas y muchachos sobre la importancia de su territorio.

Para cerrar, los agradecimientos a quienes hicieron posible el Encuentro y luego la música, la verbena colectiva que nos arrebata el cansancio y nos hace volcar sobre el centro de la pista, nuestra alegría dispersa en danzas, porque, así como compartimos las tristezas, hacemos colectivo el júbilo y el gozo de sabernos juntas y juntos, porque sabemos también, que la resistencia también es alegría en constante construcción colectiva, porque “donde hay contradicción, hay vida”

La Red de defensoras y defensores comunitarios de los Pueblos de Oaxaca surgió en 2012, a partir de la primera Escuela de Defensoras y Defensores, está integrada por personas defensoras y defensores pertenecientes a comunidades y organizaciones de las diferentes regiones del estado de Oaxaca, la Costa, la Mixteca, Valles Centrales e Istmo de Tehuantepec, surgió con el objetivo de visibilizar nuestro trabajo de defensa del territorio y respeto a los derechos humanos y colectivos, intercambiar experiencias y procurar mecanismos y medidas de protección para las personas defensoras frente a las agresiones del Estado.  Dentro de la REDECOM participamos comunidades y organizaciones que, a partir del trabajo comunitario fortalecemos nuestro tejido social-comunitario y le damos vida a las alternativas frente a modelos del capital, desde la economía comunitaria, iniciativas culturales, la promoción de la participación de mujeres, jóvenes, niñas y niños desde espacios como las radios comunitarias. Así, por casi diez años, nos hemos encontrado para compartir los saberes y las alternativas comunitarias que alimentan cotidianamente los procesos de defensa de las comunidades frente al capital que amenaza con fracturar sus territorios y sus formas de vida.

También, desde este noveno encuentro realizado en territorio Ayuuk, celebramos la vida y la fortuna de poder abrazarnos nuevamente, de compartir y de resistir no sólo la pandemia, sino los procesos de despojo que acosan nuestros territorios y comunidades. Pero también celebramos y recordamos con cariño la vida de las y los compañeros que nos han arrebatado este año, en particular a Juan Bernardo, Fidel, Jaime, Noé, Gerardo, Raymundo y Marce, el fuego y la ceniza que habita nuestros corazones y que acompañan nuestros pasos en los caminos que nos conducen por la montaña, por el río, por el bosque y la laguna, presencia de nahuales cuyas huellas sobre la arena de los médanos nos guían en este camino por la lucha de la Vida.

Astrid Paola Chavelas.

Red de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca-REDECOM.

Noviembre, Jaltepec de Candayoc, Bajo Mixe.