La Minuta

Huracán Grace, más fuerte que pronosticado, destruyó cosechas y dejó comunidades inundadas

El huracán Grace rebasó todos los pronósticos meteorológicos, se fortaleció sobre aguas cálidas del Golfo en sólo seis de horas de categoría 1 a categoría 3 e ingresó por segunda vez a territorio nacional en las primeras horas del sábado, 21 de agosto, con vientos sostenidos de 200 kilómetros por hora en la costa de Veracruz. Hasta ahora, suman 13 muertos por Grace. En Veracruz, el municipio de Poza Rica enfrenta una situación sumamente complicada con daños, aún incalculables, en viviendas y establecimientos comerciales que se adaptan a las condiciones en medio de la pandemia del coronavirus. Grace dejó cientos de viviendas afectadas, así como destrucción de cosechas y daños a casas en las sierras de los estados de Veracruz, Puebla e Hidalgo, donde muchas comunidades siguen incomunicadas. “La situación en el Totonacapan y la Sierra de Zongolica es grave, miles de familias perdieron todo”, alerta Iván Uranga en su cuenta de Twitter. Hoy la emergencia en Veracruz se sitúa en el municipio de Álamo, donde los escurrimientos de agua de la sierra de Puebla dejaron inundaciones graves en ocho comunidades que quedaron bajo el agua, así como 20 colonias de la cabecera municipal, donde las familias perdieron pertenencias personales y los víveres que almacenaban en sus viviendas. En Puebla, la ciudad de Cuetzalan es uno de los lugares más afectados por Grace, no hay luz, agua, ni internet. En muchos lugares, la sociedad civil se organiza para la ayuda humanitaria, y el gobierno federal promete atender la emergencia.

En zona norte, emergencia por Grace sigue, Huracán Grace y pobreza sepultan a la familia Moreno en Veracruz y Paso de Grace en Xalapa deja 416 casas afectadas y más de 2 mil personas personas perdieron sus bienes. Foto: Sierra del Totonacapan. Contexto: México y la catástrofe ambiental que se avecina