La Minuta

Hay resistencias para integrar a las mujeres al Sistema Normativo Indígena: Sofía Robles

El reconocimiento a la forma de elección de las autoridades por la vía de usos y costumbres el 30 de agosto de 1995, en el Estado de Oaxaca significó que el gobierno “por fin hizo justicia a una demanda de los pueblos y organizaciones indígenas, que desde hacía más de una década exigían ser reconocidos, sin el requisito de pasar por un partido político que generalmente era el Partido Revolucionario Institucional (PRI) sin pertenecer a este partido ni a ningún otro”, afirma Sofía Robles Hernández en su artículo para El Topil 41. Sin embargo, recuerda que las exigencias de la integración de las mujeres a los gobiernos locales sigue siendo un reto, “en algunos municipios hubo la capacidad de integrar a las mujeres en las regidurías ya existentes y en muchos otros instituyeron regidurías de género, para asignar a las mujeres al mismo”. Por otro lado, en algunos municipios “hay resistencias para integrar a las mujeres a las asambleas de ciudadanos y lo han resuelto instituyendo asambleas de mujeres, en donde se elige a las titulares de la regiduría de género y a las representantes de las instancias municipales de la mujer, en donde existen, hay algunos casos en donde se elige a mujeres para ocupar cargos, pero en la práctica lo realiza el esposo”, expresa ex presidenta de Santa María Tlahuitoltepec y actual Titular del Departamento de Género y Mujer Mixe de Servicios del Pueblo Mixe A.C. e integrante de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México. “Los pueblos y comunidades indígenas deben de tomar medidas para lograr la participación plena de las mujeres en la vida política”, y el reto es “buscar las estrategias para que esto sea posible y que no signifique un sacrificio para las mujeres”.

Leer toda la reflexión titulada “Sistema Normativo Indígena, avances, logros y retos a 25 años de su reconocimiento” en El Topil 41: El poder de la comunalidad. 25 años de Usos y Costumbres en Oaxaca