La Minuta

Habitantes de Santa Cruz Xoxocotlán deciden en las urnas entre el continuismo de la mancha urbana, los meganegocios comerciales o la defensa de la vida rural.

By 4 julio, 2010 Sin Comentarios

 

Después de tres años de un proceso electoral reñido y cuestionado por irregularidades electorales, y donde  el candidato del PRI se impuso por sólo 14 votos frente al candidato del PRD; y a cuatro años del estallido social y la represión destada por el gobierno de Ulises Ruiz contra el movimiento popular y el magisterio organizados en la APPO; hoy, los 40 mil empadronados del municipio de Santa Cruz Xoxocotlán  van a las urnas a decidir si quieren  continuismo o  un nuevo proyecto de cambio contra la violencia, la venta de tierras a inmobiliarias y empresas de supermercados como la trasnacional  Walt-Mart y la mexicana Chedrahui, que amenazan la destrucción de la vida rural por la mancha urbana.

 

 

En este municipio la instalación de urnas  comenzó tardíamente, hacia las 8:40 horas, con tres secciones  electorales ubicadas en el casco del ayuntamiento, con 12 mil empadronados que podrían definir quién gobernará a los 100 mil habitantes del quinto municipio más grande de Oaxaca.

 

El priista Luis Daniel Matías, representante en las casillas de la plaza principal del municipio conurbado, señaló que no habrá ningún problema entre los votantes, y que quien gane necesitará 7 mil votos para que no se impugne el proceso electoral.

 

En tanto, el representante petista, Salvador Caballero, afirmó que el retraso es una manipulación electoral, porque hay votantes que se desesperarán y no esperarán en la fila: se irán a su casa y no regresarán; y agregó que  unos minutos redactaría el documento de impugnación.

 

En la Escuela secundaria “Licenciado Genario Vásquez” del municipio conurbado de Xoxocotlán, las cuatro casillas que en ella se encuentran abrieron con retraso el proceso de votación : tres de ellas con más de media hora de espera, haciendo que la gente se agolpaba en la puerta del establecimiento educativo.

 

El retraso se debió a la falta de funcionarios de casilla a la hora indicada para comenzar el proceso. Para poder iniciar, se solicitaron voluntarios entre los primeros de la fila de votantes para llenar los cargos de presidente y secretario de casilla,.

 

En esta sede electoral hay un padrón de 744 personas. Sorpresivamente, al momento de comenzar los comicios esperaba una cola de aproximadamente cien personas.

 

El presidente de casilla confirmó que, más allá del retraso por la escasez de funcionaros, no se registraron mayores inconvenientes hasta el momento.

 

Hacia las 10:30 horas, la jornada electoral se desarrollaba con calma en el municipio que más actividades comerciales tiene en la región conurbada de Oaxaca.