La Minuta

Financiadores, con gran responsabilidad en el asesinato de Berta Cáceres: Gustavo Castro

El mexicano Gustavo Castro Soto fue sobreviviente del ataque y asesinato contra la ambientalista lenca Berta Cáceres el 2 de marzo de 2016 en Intibucá, Honduras. Recibió dos disparos y lo dieron por muerto. Había asistido a un seminario sobre Energías Renovables organizado por el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH). El pueblo lenca, el COPINH, las mujeres hondureñas y Berta Cáceres, habían resistido y frenado el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca de la empresa Desarrollos Energéticos Sociedad Anónima (DESA), propiedad de la poderosa familia Atala Zablah. Entrevistado por La Coperacha, Castro Soto señala que, a pesar de no haber llegado la justicia para Berta, su legado integral se reproduce en mujeres, movimientos sociales y pueblos originarios. Castro Soto identifica que cabría saber qué tan responsables son las financiadoras del megaproyecto: “Hay un entramado de intereses muy complejo, cada actor o cada interés tiene un papel fundamental en este círculo de impunidad. Por ejemplo, el proyecto no se hubiera podido hacer si no hay financiadores. Primero fue el Banco Mundial y se retiró. Después fue el Banco Holandés de Desarrollo y el Fondo Finlandés para la Cooperación Internacional, quienes sabiendo que había muertos y había represión, no había consulta previa, libre e informada sobre el proyecto, lo seguían financiando”, al igual que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) del cual México es parte, afirma Castro. Hasta hoy se encarcelaron a 8 autores materiales, de los cuales 7 fueron sentenciados a 30 años por el asesinato de Berta y a 20 años por el asesinato en grado de tentativa contra Gustavo Castro, y está por inicar el proceso contra David Castillo, miembro de la mesa directiva de DESA.

Leer la entrevista completa: Financiadores, con gran responsabilidad en el asesinato de Berta Cáceres: Gustavo Castro. Más información: BCIE vende su participación en el proyecto Agua Zarca y lo vende a consorcio suizo. Contexto: 5 años exigiendo justicia para Berta Cáceres. Foto: La empresa asesina DESA mantiene la concesión y sigue operando el Proyecto Agua Zarca