La Minuta

Familias de mineros fallecidos en Coahuila, sin atención de autoridades: Pasta de Conchos

Los cuerpos de otros tres trabajadores que quedaron atrapados en una galería de la mina de carbón Micarán, del ejido Rancherías, municipio de Múzquiz, Coahuila, la cual colapsó el viernes 4 de junio, a causa de una inundación por lluvia, fueron rescatados entre la noche del sábado y la mañana del domingo; con ellos suman cuatro muertos a causa del accidente. La mañana del sábado rescatistas recuperaron el cuerpo de Mauricio Cortés, de 40 años de edad; por la noche localizaron el de Pedro Ramírez, de 21 años, y este domingo alrededor fue localizado sin vida Humberto Rodríguez. Más tarde, las brigadas llevaron a la superficie el cuerpo de Gonzalo Alberto Cruz Marín. Falta localizar a Juan Carlos Moreno, Ernesto Damián y José Leopoldo, pero los grandes volúmenes de agua dificultan las maniobras de búsqueda y rescate. La mina se inundó luego de que las paredes de un tajo anegado por las lluvias se derrumbó y el agua cubrió la zona donde se encontraban nueve trabajadores, de los cuales sólo dos lograron salir. En octubre de 2020, integrantes de la Organización Familia de Pasta de Conchos le entregaron a Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad una carta en mano con fotografías sobre las condiciones de inseguridad en la carbonera colapsada hoy. Nunca hubo respuesta. La Organización Familia de Pasta de Conchos se pronuncian en su cuenta de twitter: “¿Cómo se atreven a decir las autoridades: “aquí estamos” o “estamos atendiendo a las familias” si ni si quiera les proporcionaron carroza fúnebre para que las familias lleven a los mineros al panteón? No hablaron con ellas y dejaron solas a las familias”.

Se dificulta rescate de trabajadores atrapados en mina de Coahuila. Leer la Carta a Bartlett. Desde octubre, OFPC y Centro Pro informaron a Bartlett de inseguridad en la mina inundada hoy. Foto: Pasta de Conchos