La Minuta

En picada, participación ciudadana en elecciones de Oaxaca

El proceso de elección gubernamental de Oaxaca estuvo marcado por la indiferencia de los electores, que se reflejó en un alto abstencionismo, de alrededor de 62 por ciento del electorado, y por la quema de boletas en varias casillas en municipios con conflictos sociales y afectadas por desastres.

Con 38%, se trata de la participación más baja, comparada desde la elección de 2010, cuando la asistencia a las urnas fue de 85.91 por ciento; de 2016, con 58.64 por ciento, y la más reciente de 2018, cuando acudió 67.22 por ciento del padrón.

De los 35% de ciudadanos que votaron por un partido, seis de diez le dieron su voto al candidato de Morena, Salomón Jara Cruz, quien anoche cantó su victoria “irreversible”. En cifras absolutas, según el conteo rápido del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana, el virtual ganador recibió 672 mil votos, de casi tres millones de personas en el padrón electoral.

Además del marcado abstencionismo, la elección registró incidentes como la quema de paquetería electoral. En San Juan Guichicovi, zona norte del Istmo, ocurrió el incidente más grave, donde fueron quemadas las casillas en la cabecera municipal y en sus agencias municipales El Encinal Colorado; Estación Sarabia, Huisicil y se realizaron actos intimidatorios con gente armada en Estación Mogoñé.

El parte policiaco señala que hubo un enfrentamiento entre fundadores de Morena y grupos del ex alcalde y cacique Raynel Ramírez Mijangos, aliado de Jara Cruz. El actual alcalde, Heberto Luis Zacarías, reportó disparos de arma de fuego y pidió que arribara la policía estatal a la plaza principal, lo que no sucedió hasta horas después.

Salomón Jara anticipa “victoria irreversible” de Morena en Oaxaca y En Oaxaca, 60 mil electores se quedaron sin votar; 22 casillas fueron siniestradas (Videos). Leer también: Asesinan a Carlos Eduardo López, funcionario de Juchitán y militante de Morena en Oaxaca