La Minuta

Empresas acaparan el agua, denuncia Movimiento en Defensa del Agua en Puebla

El hombre se acerca al terreno sembrado con maíz a orilla de la carretera en Tepeyahualco, Puebla; por la temporada, mediados de octubre, el tallo debería estar más alto y más verde, pero todas las plantas son amarillas, casi cafés, con las hojas quebradas y de tamaño reducido. El campesino toma la mazorca, la arranca y la abre para mostrar la tragedia de este año: el maíz no se dio. Lo que se ve es un elote muy pequeño, casi sin granos, seco. En un recorrido hecho por LADO B a tres municipios y a terrenos de más de 16 agricultores, nos hemos dado cuenta que todo está igual: perdido por la falta de agua. En agosto de este año, cientos de campesinos se unieron y crearon el Movimiento en Defensa del Agua de la Cuenca Libres-Oriental, inicialmente para detener el uso de cañones antigranizo que aseguran ahuyentaba las lluvias, afectando sus cosechas. Una de las problemáticas que alrededor de 500 campesinos del Movimiento en Defensa del Agua de la Cuenca Libres-Oriental identifican como causante de la brutal sequía de este año es el uso de cañones antigranizo por parte de las grandes empresas de la región –Driscoll, Granjas Carroll y Audi– y de propietarios particulares. Sin embargo, también denuncian la falta de agua de riego, debido a que se la da uso preferente a los hacendados y las compañías que se adueñan poco a poco de los terrenos. Además de los cañones antigranizo –cuya efectividad hasta la fecha no está comprobada– la realidad es que hay una falta de transparencia en cuanto a quiénes tienen acceso a los pozos de agua y la cantidad de litros que reciben.

Leer el reportaje completo de Aranzazú Ayala Martínez: Empresas acaparan el agua afectando a cientos de campesinos en Puebla. Contexto: Campesinos de la Sierra Norte de Puebla logran la prohibición de cañones antigranizo